La cara de Alexis Mendoza habla más que sus propias palabras. Este Junior no es tan armonioso y contundente como lo fue con él y con Comesaña en campañas recientes. En Copa Libertadores, con la alineación que podría llamarse ideal, Junior ha ganado dos de tres partidos con cinco goles a favor y uno en contra que le ha permitido pasar de la segunda a la tercera ronda y a definir, el próximo jueves, la posibilidad de integrar la fase de grupos junto a Boca Juniors, Corinthians y Alianza Lima. Ese logro le daría un millón y medio de dólares más sumados a los 650 mil que ya ganó.

En la Liga Águila es diferente solo ha ganado un partido con 1 gol a favor y 3 en contra. Le ganó 1x0 al Bucaramanga pariendo, perdió 2x0 con Pasto y con Huila 1x0 equipos a los que, regularmente, les gana. Con rendimiento del 33,33% de los puntos ganados (3 de 9) no le va a alcanzar para una eventual clasificación.

Junior estuvo en el Grupo de los 8 en la primera fecha del torneo gracias al triunfo sobre Bucaramanga. Después salió y no ha regresado moviéndose entre las posiciones 6º, 11º, 14º y 15º a medida que han pasado las fechas. Recordemos que tiene un partido menos por el aplazado vs. Envigado pero, ese equipo envigadeño le acaba de ganar 2x0 a Caldas que había ganado las tres primeras fechas.

Que tenemos un buen equipo, una nómina importante nadie puede negarlo pero, jugadores que vinieron a reforzar y mejorar el ataque y la zona defensiva poco o nada han hecho por ello. Jonathan Alvez ha jugado ya en tres partidos de Liga Águila y un partido de Copa Libertadores sin poder anotar siquiera uno de los goles que le hicieron venir al Junior.

Y del Mudo Rodríguez, ni hablar. No habla con la prensa y tampoco habla en el terreno de juego. Justo en la última derrota del Junior ante el Huila se le recordó más por cuanto se perdió con un gol de cabeza. Para ello se le trajo, para mejorar esa debilidad aérea pero, hoy día nadie sabe públicamente cuál es el problema físico del Mudo. De los recién llegados sólo Luis Carlos Ruiz ha actuado con fortuna.

Insisto en que algo no está bien. La cara de Alexis habla de su preocupación. Preocupación que ya manifestó públicamente…

 
Un Junior en construcción

Es posible que algunos no lo vean así pero, el Junior actual del DT Alexis Mendoza es un equipo en construcción. Y se ha tenido que montar sobre la marcha de la pretemporada, el cuadrangular Bolívar Sí Avanza, la Copa Libertadores y la Liga Águila. En los siete partidos disputados, Alexis ha presentado siete alineaciones diferentes. Eso hace que el team work, o trabajo de equipo, o automatismos que le llaman los técnicos ahora, no estén afilados. A todo eso hay que agregarle que piezas vitales como Teófilo y los recién llegados Rodríguez y Alvez han visto limitada su participación por lesión y suspensión. El que mejor anda es Luis Carlos Ruiz con buen fútbol y goles actuando como centro atacante.

De las alineaciones en su experiencia anterior, Mendoza solo cuenta con seis jugadores de aquellos. Solo dos eran titulares. El resto ya no está en el plantel. En el cuadrangular de Bolívar Sí Avanza presentó tres alineaciones y ganó los tres partidos sin mayor dificultad. Eso por la calidad de jugadores que cuenta para el torneo local.

En Copa Libertadores se perdió en Asunción con Olimpia pero después, en un durísimo partido, Junior ganó 3x1 y pasó pero, hubo dificultades. Si Teófilo y Ruiz no se hubieran inventado el tercer golazo hubiéramos quedado por fuera por el gol visitante de los paraguayos.

En Liga, con segundas alineaciones, hemos sufrido. La victoria 1x0 sobre Bucaramanga fue casi que a última hora ante un rival que pudo haber tenido más.

Ante Pasto la sufridera fue mayor y, al final, esa sensación de tristeza con la derrota que podemos considerar merecida.

Hay mucha diferencia entre los jugadores grandes e internacionales del Junior y algunos jóvenes que nos emocionan algunas tardes y nos decepcionan en otras. Es como si nunca terminaran de madurar. Como que algo les dificulta ser lo que uno cree que pueden ser.

Junior tiene un buen técnico, tiene una muy buena nómina mezcla de veteranos y jóvenes pero, aún falta el trabajo de equipo.

Cuando Alexis dirigió al Junior la primera vez contó con la fortuna de encontrar un equipo muy rápido y a eso le apostó. Esta vez le ha costado un poco más.

Claro que tampoco es para arriar banderas. Junior ha pasado dos rondas de Copa Libertadores y, ante Guaraní, tiene todas las posibilidades de pasar a la fase de grupos. En Liga Águila ha ganado tres puntos de seis. Lo que pasa es que todos sabemos que el equipo puede jugar mejor para evitar la angustia y la “comedera” de uñas.

Lo que extrañamos es el “jogo bonito” del anterior Junior de Alexis. Ese que enamoró a propios y a extraños…


Era un 0x0, Luís Díaz cambió el destino...

El partido Junior x Bucaramanga iba camino del 0x0. Entonces, el DT Tiburón Alexis Mendoza movió su banco en el segundo tiempo. A los 15 Yonny González ingresó por Kevin Sandoval. A los 18 Luis Díaz por Matías Mier.  A los 40 Kevin Aladesamni por James Sánchez. Todo porque Bucaramanga se había apoderado del balón. Solo dos minutos después del ingreso de Aladesamni, Junior por fin encontró el espacio para un contra ataque certero aprovechando que su rival estaba, engolosinado con el balón, lanzado al ataque. La jugada fue una exhalación. González primer cambio, inició la jugada. Aladesamni tercer cambio, metió al pase gol. Luís Díaz segundo cambio, anotó el gol del triunfo. Esta vez, las modificaciones dieron resultado. Siempre he pensado que el éxito o el fracaso en los cambios es de dos vías. La del técnico que observa y decide y la del jugador que entra a resolver. Esta vez técnico y jugadores estuvieron sintonizados para una victoria 1x0, en la agonía del partido, cuando el mismo estaba sentenciado para un empate sin goles.

El Junior de este año está siendo montado por Alexis sobre la marcha. En el cuadrangular “Bolívar Sí Avanza” utilizó tres alineaciones diferentes y ganó los tres juegos, en el inicio de la Copa Libertadores otra alineación y perdió y en el inicio de la Liga otra alineación más y ganó con angustia.

Hay que recordar que sólo ha podido contar con Teófilo unos minutos en el último juego del cuadrangular vs. Medellín. Tampoco ha contado con el Mudo Rodríguez y en Copa Libertadores no ha podido utilizar a Jonathan Alvez por suspensión. Teófilo y el Mudo por lesiones.

El partido Junior x Bucaramanga fue lento. El horario de las 3:15 de la tarde ya no es lo que era antes. Ahora el “Dr. Solano” y el cambio climático inciden tanto en Junior como en el equipo que visita.  Así se vio la tarde del domingo en el Metro.

A pesar del juego lento, a ratos soso, equilibrado, Junior tuvo la oportunidad de marcar con acciones de llegada con remates del “Loco” Alvez dos veces y Jarlan Barrera dos más. El arquero búcaro Luis Ojeda fue figura. Como también lo fue José Luis Chunga cuando fue exigido en el segundo tiempo.

Lo que se ve, por parte de Alexis, es un módulo 1-4-2-3-1. Un arquero, cuatro defensores, dos volantes de primera línea, tres volantes creativos y un punta. Estén los grandes jugadores o los jóvenes se ha visto ese desarrollo.

Al Metro asistieron 12.855 aficionados. Quiere decir que fueron 9.086 abonados y 3.769 pagando boleta por valor de $ 105.420.000.00. Evidentemente no fue una buena asistencia. Entendemos que los carnavales rompen bolsillo. La Guacherna, Santoto y el Carnaval de los Niños fueron una competencia de peso.

El jueves se viene el partido de vuelta ante Olimpia del Paraguay en Copa Libertadores. Ojalá Junior pueda contar con Teófilo y el Mudo. Serán un buen aporte. No hablo de Alvez puesto que aún le falta una fecha de suspensión por cumplir.

Era un 0x0 pero Junior ganó 1x0 al Bucaramanga sobre el final. Es que el partido se termina cuando se termina. No antes…


Junior, enredos y angustias…

Fue un partido disputado, ríspido, fuerte. Junior cayó 1x0 ante Olimpia en Asunción en un juego en el que pudo llevar la peor parte. Lo lastimoso fue haber perdido con un gol que tuvo un concurso de errores elementales que no habla bien de los automatismos que deben existir en los equipos de fútbol. En los 36 minutos previos al gol, Olimpia no encontró la manera de hacer daño al cuadro barranquillero a pesar de su insistencia. Entonces, un balón lanzado por el zaguero Juan Patiño (3) de frente, buscando a Mauricio Cuero (8) sobre la banda derecha, hizo añicos, cual cristal que se rompiera, al circuito defensivo del Junior. Yonatan Murillo (11) se dejó ganar la posición de Cuero con caída de espaldas incluida. Jorge Arias (17) central por la izquierda en lugar de doblar en la marcación a Cuero retrocedió y se alejó de él lo que le permitió centrar el balón al área. Sebastián Viera (1) no salió a cortar el balón que era la mejor opción y su obligación. Y a Rafael Pérez se le perdió Roque Santa Cruz (9) que, solo, limpio, sin obstáculos, con tiempo y espacio la clavó de cabeza. Todo un galimatías futbolístico.

Después el juego fue de dos áreas, de ir y venir, con 23 llegadas a puerta (13 de Olimpia y 10 del Junior) pero, a diferencia de Olimpia, el juego del Junior fue desordenado, como a los trompicones, como empujado cayendo, incluso, en la desesperación como Jarlan Barrera (10) o Yonny González (18) en sus remates a puerta.

Un equipo grande, como Junior, no puede mostrar inseguridades, angustias, desesperación en un torneo como la Copa Libertadores. Correr y correr, como si la casa de Marcela se estuviera quemando, sin pensar, sin ser finos y precisos es un mal mensaje a los rivales.

El DT Mendoza tiene ocho días para revertir la situación. A Yonatan Murillo le fue muy mal. Cuero le pasó por encima toda la noche sin que existiera poder humano que le dijera a Arias y a Díaz que debían apoyar con el doblaje o la marcación escalonada a su compañero. Cuero corrió tanto que el DT Garnero lo sacó del juego por disminución física. Es que se dio un banquete.

Hubo cortos circuitos. La primera línea de volantes, Leonardo Pico (14) y Víctor Cantillo (24), dejaron su eficiencia en el camerino. Luís Díaz (23) y Yonny González (18) sin presencia efectiva y Yimmi Chará (8) jugando por el centro no encontró respuesta en ellos y el damnificado fue Luis Carlos Ruiz (7) que se cansó de esperar el contacto con sus compañeros.

Es posible que en estos torneos se pueda perder. Lo que no es bueno es jugar tan mal, tan desordenado, tan desorientado, como jugó el Junior ante Olimpia. No nos vimos bien. De verdad…


Los abonos del Junior

Pregunté por el número de abonos vendidos en el Junior de Barranquilla. 8.500 me contestaron incluyendo hinchas y empresas. Sobre una base de 35.000 aún nos falta mucho. Sin embargo, en Junior están buscando más soluciones para que los aficionados del equipo rojiblanco estén en las gradas como siempre.

El análisis es que en dos meses el bolsillo del hincha viene en una carrera de gastos económicos por fechas y compromisos familiares que son inaplazables. Las Velitas, Navidad y Año Nuevo. Antes el Niño Dios traía balones de plástico. Hoy trae computadores, teléfonos y televisores. Superado diciembre apareció enero con la compra de los útiles escolares. Este sí que es un deber sagrado. Antes era la cartilla ABC, Coquito y libretas Norma. Ahora las “listas de útiles” hay que comprarlas por etapas porque son más de treinta y si el niño comienza en Jardín Infantil el gasto es como se ya estuviera en la universidad. Y una vez terminado el tema del colegio llega su majestad el carnaval. No nos digamos mentiras. Para nosotros el carnaval es igualmente sagrado.

Este diagnóstico es real y el mismo ha incidido en la lentitud en la compra de los abonos. Sin embargo, los ejecutivos de Junior y del Grupo Char en lugar de quejarse están buscando soluciones para que el hincha Juniorista cumpla con sus deberes personales y familiares y también con su gran pasatiempo.

La verdad es que el plan es bien ingenioso. Invertir dinero en un abono y recibir una Valera para comprar artículos de primera necesidad en Olímpica, por el mismo valor, le cae bien a la señora de la casa.  Se tiene la posibilidad, también, de comprar el abono con las facilidades de la Financiera Serfinansa o a través de su tarjeta de crédito y ahora, los aficionados que no usan ni la banca ni los servicios crediticios, lo podrán adquirir a través de Brilla en el recibo mensual de Gases del Caribe con pago diferido. En eso han estado durante esta semana.

Las quejas de antes en el sentido que “Don Fuad se metiera la mano al Drill”, como decía mi compadre Edgar Perea, se ha convertido en un reto a la inversa. Fuad y su familia están haciendo cuantiosas inversiones en dólares que han dado una nueva dinámica al mercado del fútbol nuestro. Ahora la metida de mano al Drill corresponde a la hinchada.

Así que para todas las posibilidades económicas hay una solución para que el hincha Tiburón esté en la tribuna apoyando al equipo amado. Como siempre…


Sobre Viera y Chunga

Hay un tema en Junior que se ha tocado al comienzo de las últimas pretemporadas. Es hora que José Luis Chunga tape por encima de Sebastián Viera, se oye decir. Chunga, esperando su chance ya ha cumplido 26 años. Viera, dueño del arco con todos los méritos cumplirá 35.  El tema de los arqueros no se mide por la edad. Los arqueros se vuelven sólidos después de los 30 años y quizá un poco más allá. Este tema no es fácil y tan no es fácil que Viera sigue siendo titular y Chunga sigue esperando. Y no se trata que Chunga no pueda tapar. No, ni más faltaba. Se trata de lo que Viera ha sido en los últimos años en Junior. Los arqueros se van haciendo en medio de los partidos. Hacen camino al tapar. Lo que ocurre es que los arqueros que se van cimentando en un equipo se van volviendo importantes y necesarios. Entonces, no es fácil que un técnico mande a ese importante y necesario a un banco por un joven que es buen arquero pero que le favorece más el futuro que el presente.

Que hay jóvenes que irrumpen de pronto y se van quedando con la posición también es cierto. Son las excepciones a la regla sobre la experiencia en los arqueros. Hablo de David Ospina que aprovechó, siendo juvenil, su debut con Nacional y pronto se fue al Niza francés. O de Wuilker Fariñez que con 19 años se convirtió en arquero titular de la selección de mayores de Venezuela de la mano de Rafael Dudamel. Claro que en el caso de Ospina y Fariñez hay que decir que fueron arqueros de selecciones nacionales menores y allí adquirieron una experiencia que no podían en sus equipos por razones de edad. Ospina hoy está en el Arsenal inglés y es arquero titular de la Selección Colombia. Fariñez va a ser el arquero titular de Millonarios que tuvo que transferir a un gran arquero como Nicolás Vikonis al Puebla mexicano y es, también, arquero titular de la Selección de Venezuela.

En Junior hay un antecedente, el de José María Pazo que esperó cerca de ocho años en divisiones menores hasta cuando Hugo Gallego lo hizo debutar y lo mantuvo contra toda presión después que el club trajo al argentino Juan Carlos Docabo en 1990 y lo mismo hizo Julio Comesaña al año siguiente.

Aquí no hace falta que se alineen los astros para decidir. El tema pasa por el calendario de juegos, por los partidos, por el rendimiento de Viera y por las oportunidades que Chunga sepa aprovechar. Que no hay otro mecanismo. Solo el fútbol decidirá…


Será un año lleno de deportes

Aquí vamos de vuelta a Bogotá. Este lunes nos reintegramos a la actividad periodística que ha sido nuestra vida desde 1976 cuando publicamos la primera columna llamada Batazos en Diario del Caribe. Este año será muy especial. Los Informadores Deportivos cumplirán 35 años, 15 de los últimos en Emisoras ABC, Diario Deportes y Radio Curramba completarán 12 años, casi los mismos que tenemos de colaborar con los deportes del Diario Al Día, arrancaremos con el sexto año en el Canal Win Sports y, desde el año pasado, el diario El Heraldo publica estas columnas cada martes y con Caracol Radio volveremos al Carrusel Deportivo. Ya son 35 años allí. Este año será de mucha actividad. Tendremos la Copa del Mundo de la FIFA Rusia 2018 y los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018. Será nuestro sexto mundial del fútbol. Toda una bendición del buen Dios para quienes nos dedicamos a informar. Barranquilla, después de los juegos, quedará con la mejor infraestructura deportiva de toda su historia.

Volveremos a estar pendientes del Junior que este año vuelve a ser favorito con justa razón. El regreso de Alexis, la permanencia de la nómina y los tres nuevos jugadores así lo reafirman. Junior volvió a mover el mercado con la traída del peruano Rodríguez y el uruguayo Alvez.

Fuad Char y su familia han seguido con sus inversiones millonarias en dólares. Me comentaron que quiere ganar la Copa Libertadores. Ojalá el fútbol, la vida y el Todopoderoso le permitan al patriarca gozar de ese anhelo. Detrás de él estaremos todos. En poco menos de tres años, Junior dio un vuelco de lo que era a lo que es hoy día. El equipo de las grandes inversiones y de un fútbol que agrada a todos.

Es posible que con el presupuesto del Junior se puedan pagar cinco o seis equipos del fútbol profesional por año. Por eso es menester que los hinchas adquieran sus abonos para apoyar las buenas intenciones de los dueños del club. Además, por una simple razón. Compren el abono para que después no estén corriendo bases en los partidos definitorios.

Y aquí arrancamos un año más. De la mano del buen Dios…

Les envío un abrazo.
Enero 22, 2018

 
 
 


WIN SPORTS

7:00 AM
Kick Off

12:00 MD
Win Noticias

4:30 PM
Saque Largo

6:00 PM
Conexión Deportes

10:00 PM
Win Noticias


 

Copyright © 2018, Barranquilla - Colombia. Todos los derechos reservados.
Está prohibida la reproducción total o parcial de la página