Año No. 17
Edición No. 4.808

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Béisbol

Ex traductor de Shohei Ohtani, se declaró culpable de robar casi US 17.000.000

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

El extraductor del astro de las Grandes Ligas Shohei Ohtani se declaró culpable este martes ante un juzgado federal de apropiarse de casi 17 millones de dólares de la cuenta del beisbolista japonés para pagar deudas de juego.

Ippei Mizuhara, de 39 años, se declaró culpable de un cargo de fraude bancario y de un cargo de efectuar una declaración de impuestos falsa, según la Fiscalía estadounidense.

La ley estipula penas de hasta 30 años de prisión para el primero de estos cargos y de hasta tres años para el segundo.

El juez de distrito John Holcomb tiene previsto dictar sentencia el 24 de octubre próximo.

Mizuhara compareció a una audiencia en un tribunal federal en Santa Ana, acosado por fotógrafos al entrar, después de llegar a un acuerdo con los fiscales como parte de una investigación federal más amplia sobre apuestas deportivas.

El extraductor, antiguo amigo y confidente de Ohtani, tomó millones de dólares de la cuenta bancaria del astro para financiar un “apetito insaciable” por las apuestas deportivas ilegales, dijeron los fiscales.

Mizuhara se entregó a las autoridades federales el 12 de abril y fue puesto en libertad bajo fianza.

Ohtani, actualmente la estrella más grande del béisbol, se unió a los Dodgers de Los Ángeles en diciembre pasado en un acuerdo récord de 700 millones de dólares, el contrato más rico en la historia del deporte en América del Norte.

Después de una presentación inicial ante los tribunales el mes pasado, el abogado de Mizuhara dijo que su cliente deseaba disculparse con “Ohtani, los Dodgers, y las Grandes Ligas de Béisbol” de Estados Unidos por sus acciones, y buscaba concretar una resolución rápida al caso para que él pueda “asumir su responsabilidad”.

El escándalo explotó en marzo, al comienzo de la temporada de la MLB, dejando al mundo deportivo boquiabierto y sembrando dudas sobre Ohtani.

Los fiscales enfatizaron repetidamente que el astro japonés era una víctima inocente del engaño de Mizuhara, y que no había evidencia que sugiriera que estuviese al tanto o involucrado en apuestas ilegales.

Ohtani negó cualquier conocimiento de las actividades de Mizuhara. “Nunca apuesto en béisbol ni en ningún otro deporte, ni nunca le pedí a nadie que apostara en mi nombre”.

Agregó que su extraductor “ha estado robando dinero” de su cuenta y “ha dicho mentiras”.

El fiscal Martin Estrada señaló que Mizuhara no realizó apuestas ilegales en juegos de béisbol. Los fiscales dijeron que Mizuhara tomó dinero de Ohtani para pagar 325.000 dólares en tarjetas de béisbol y 60.000 dólares en trabajos dentales.

El cargo de declaración de impuestos proviene de 2022, en el que Mizuhara reclamó solo 136.865 dólares en ingresos imponibles cuando la cifra real, dijeron los fiscales, era superior a 4,1 millones de dólares.

En el acuerdo de culpabilidad, Mizuhara admitió que debía más de 1,1 millones de dólares en impuestos de 2022.

© Agence France-Presse