Año No. 17
Edición No. 4.814

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Béisbol

MLB TIGRES DE DETROIT, ¡Miguel Cabrera, 3.000 hits!

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

AFP | Detroit
Miguel Cabrera se convirtió este sábado en el primer beisbolista venezolano, y el 33º de la historia, en conectar 3.000 hits en las Grandes Ligas de béisbol.

Cabrera, uno de los mejores bateadores de la historia, completó la hazaña en la primera entrada del juego de sus Tigres de Detroit ante los Rockies de Colorado.

Tercero en el orden al bate, Cabrera conectó el esperado hit con un sencillo hacia la derecha frente a su compatriota Antonio Senzatela, lanzador de los Rockies.

Alcanzada la marca, el juego se detuvo en el Comerica Park de Detroit (Michigan) para que los aficionados de los Tigres pudieran ovacionar en pie durante varios minutos a su ídolo.

Emocionado, ‘Miggy’ recibió abrazos de sus compañeros e incluso rivales como el cubano José Iglesias y saludó al público con una radiante sonrisa.

“Agradezco a Miguel por una carrera emocionante, del calibre del Salón de la Fama con el objetivo de crear un béisbol de campeonato para los aficionados de los Tigres”, dijo en un mensaje el presidente de la franquicia, Christopher Ilitch.

“Miggy ha construido y sigue construyendo su estatus como uno de los más grandes Tigres de todos los tiempos”, recalcó.

A sus 39 años, este emblema del deporte venezolano se une al exclusivo club de los 3.000 hits en las Grandes Ligas, al que solo pertenece otro beisbolista en activo, el dominicano Albert Pujols (Cardenales).

Ambos son vistos desde la larga distancia por el resto de peloteros ya que solo tres jugadores en activo – Robinson Cano, Yadier Molina y Joey Votto – han llegado a los 2.000 imparables.

Pujols, que suma 3.308 hits, y Cabrera forman parte de un grupo de siete beisbolistas latinoamericanos en alcanzar la barrera de los 3.000, junto a Adrián Beltré (3.166), Alex Rodríguez (3.115), Rod Carew (3.053), Rafael Palmeiro (3.020) y Roberto Clemente (3.000).

Cabrera, además, acumula 502 jonrones en sus dos décadas de extraordinaria carrera, siendo apenas uno de los siete beisbolistas en la historia en combinar 3.000 hits y 500 jonrones, junto a Pujols, Rodríguez, Palmeiro, Hank Aaron, Willie Mays y Eddie Murray.

Y en una lista aún más corta, Cabrera es el tercer jugador que combina 3.000 inatrapables, un promedio superior a .300 y 500 jonrones en las Grandes Ligas, tras Willie Mays y Hank Aaron.

– Carrera de leyenda –
Venezuela y el mundo del béisbol aguardaban desde hace días celebrar este nuevo hito de la carrera del bateador de Maracay.

El miércoles Cabrera se colocó en la antesala de los 3.000 hits con sencillos en sus tres primeros bateos en la derrota de los Tigres por 5-3 ante los Yankees de Nueva York.

Un día después se fue en blanco de nuevo ante los Yankees y el viernes la lluvia obligó a aplazar el primer juego programado ante los Rockies.

Ese partido se celebrará en la tarde del sábado en una doble cartelera en el Comerica Park.

En su carrera, Cabrera ha sido 11 veces All-Star y conquistado dos premios MVP (2012 y 2013) y la Triple Corona, una de las hazañas más escasas en el béisbol.

En 2012, Cabrera encabezó la Liga Americana en promedio (.330), vuelacercas (44) y carreras remolcadas (139), para conseguir la decimoséptima Triple Corona ofensiva en el Big Show.

Criado en una familia de deportistas en La Pedrera, un barrio humilde de Maracay (ciudad a 120 km de Caracas), Cabrera tenía 16 años cuando firmó con los Marlins de Florida, la franquicia con la que aterrizó en las Grandes Ligas en 2003.

Ese mismo año se hizo con el anillo de la Serie Mundial, dejando su sello con un inolvidable cuadrangular, en el cuarto juego, ante Roger Clemens y los Yankees.

En 2008 se mudó a Detroit donde se ha convertido en una de las grandes leyendas deportivas de la ciudad.