Año No. 17
Edición No. 4.790

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Pelotas y Letras | Por Hugo Illera | Colombia, buen juego para un solo punto

Y Colombia jugó vivo. Lástima el empate 0x0, su actuación ameritaba una victoria ante los ecuatorianos que, en los primeros treinta minutos de juego, se montaron en el partido ante una selección nuestra enredada y una de ellos acelerada.

De ahí en más, Colombia fue de menos a más y Ecuador de más a menos. Colombia del enredo a la claridad y Ecuador de la claridad al enredo, al juego de contacto, a las acciones ríspidas que lo llevaron por el camino del desorden y a la pérdida del control del juego.

Que se pudo haber ganado, es lo real por lo visto en el desarrollo del partido. El final, con Colombia aplicada en un 1-5-5, fue lo contrario a lo que se apostó con Uruguay, que terminó empatando el juego en Barranquilla, por la ansiedad nuestra de anotar otro gol cuando lo que se necesita era conservar el marcador 2×1.

Hubo cosas para estudiar con miras a los próximos partidos del clasificatorio. En este combo se sacaron 2 puntos de 6. Las razones están: la ingenuidad para rematar el partido contra los uruguayos, las lesiones de Daniel Muñoz, Yerry Mina, John Lucumí, Santiago Arias, Stefan Medina, Juan Guillermo Cuadrado, Diego Valoyes, Camilo Vargas, expulsado y lesionado, y Jefferson Lerma que obligaron al técnico a implementar alineaciones hasta con jóvenes y debutantes.

Cuando Ecuador comenzó a perder el balón y el dominio del juego y, cuando pareció que trataba de tomar un segundo aire, los comentaristas ecuatorianos hablaban que Colombia estaba más entero que Ecuador, que tenía más gas.

Es posible que el trabajo que se hizo en Medellín y Guarne explique porque Colombia corrió más y terminó en mejores condiciones físicas que Ecuador. Ir a la altura para preparar el juego por casi tres días fue, visto el resultado, una buena decisión.

En el caso de los penaltis que se marran, siempre he tenido un pensamiento. Los penaltis hay que trabajarlos tanto, como para que se vuelvan una costumbre para los pateadores. Nunca he comulgado con que se deje patear a un jugador porque tiene un presentimiento, porque lo soñó o por que una persona querida cumple años y se lo va a dedicar.

Cuando Luchito Díaz tomó el balón comencé a retroceder la película de la memoria y no encontré un penal pateado por él en 90 minutos. Le hablé a quienes estuvieron en su proceso de maduración y tampoco recordaban un penal pateado por él. La pregunta es por qué James Rodríguez o Santos Borré se abstuvieron de lanzar el penal.

Siempre, el interés por lo que persigue el grupo estará por encima de lo que un jugador tenga en mente. Curiosamente, después del penalti, Díaz comenzó a jugar mejor que en todos los minutos anteriores y hasta el VAR le negó lo que hubiera sido la revancha. Menos mal se terminó empatando, un resultado en contra hubiera sido un dulce motivo para quienes todavía aún, no creen que Díaz sea un jugador de élite, un futbolista top. A pesar del desliz del penal, fue figura en el partido.

Con seguridad, la Colombia frente a Ecuador es la mejor versión que hemos visto en los cuatro juegos del clasificatorio con respecto a los ocho de preparación.

Marcha invicta junto a Argentina. No ha perdido a pesar de los partidos que han estado llenos de debilidades, de manejo no adecuado de situaciones y de ausencias sensibles.

En cuatro partidos se cambia el panorama de las selecciones. Camilo Vargas ha tomado su puesto de sucesor de David Ospina y Álvaro Montero su gran respaldo.

Lo del lateral derecho fue un tema de infortunio por las lesiones de tres que fueron convocados. El ensayo con Yerson Mosquera no salió como se esperaba.

A pesar que la dupla de Carlos Cuesta y Davinson Sánchez sacaron adelante su labor, es posible la presencia de Yerry Mina y John Lucumí sea vista como la de mayor seguridad.

Deiver Machado jugó mucho mejor que sus anteriores partidos y Frank Fabra fue mandado a la tribuna tal vez por su desatención antes del segundo gol de Uruguay en el Metro.

La primera línea de volantes tiene sus enredos. Mateus desde siempre ha sido titular por encima que no lo haga bien. Pero es el Garré de Lorenzo. Desdeñar a Wilmar  Barrios es no reconocer todo lo que ha aportado a la selección. Lo de Kevin Castaño va camino de ser. La ausencia de Jefferson Lerma le generó bastantes problemas a Lorenzo.

Donde va mejor la selección es en su circuito ofensivo. Lo de John Arias, James Rodríguez, Lucho Díaz y Santos Borré se ve bien. Cuatro talentos con diferentes estilos pueden aportar aún más de lo aportado hasta ahora aunque hay que mejorar la producción de goles que es un fantasma que no sigue a todos lados.

Es de madrugada y aún estoy escribiendo pero esto se alargó. Es posible que escriba sobre cosas que abarquen los cuatro partidos jugados hasta hora.

Se vienen Brasil, que tal vez cambie a su técnico Diniz, y a Paraguay. Después pensamos en eso…

Barranquilla
Miércoles 18 de octubre, 2023

Comparte si te gustó

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print