Año No. 17
Edición No. 4.783

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Acusan a Qatar de espionaje a fiscal que investiga la corrupción en la designación de la sede del Mundial 2022

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Catar orquestó una operación de espionaje al antiguo fiscal general suizo Michael Lauber, encargado de investigar sobre la corrupción en el fútbol y en particular la atribución de la Copa del Mundo de 2022, según el diario NZZ am Sonntag del domingo.

Catar rechazó estas afirmaciones, mientras que el abogado de Lauber afirmó al semanario suizo que su cliente no sabía que era espiado, y no había sido objeto de chantaje tras este encuentro.

Según NZZ am Sonntag, suplemento dominical de este diario germanófono de Zúrich, el país del Golfo habría orquestado una operación de espionaje para esconder micrófonos en una reunión informal tenida el 16 de junio de 2017 en Berna (Suiza) entre Lauber y el patrón de la FIFA, Gianni Infantino.

La reunión habría tenido lugar en el lujoso Hotel Schweizerhof, propiedad de cataríes desde 2009, en una sala de conferencias situada en el mismo pasillo que la embajada del emirato, según el NZZ.

Tras la atribución del Mundial-2022, Catar temió durante un tiempo perder el derecho de organizar la competición, acusado de corrupción y de violaciones de los derechos humanos.

Las autoridades cataríes habrían entonces espiado a miembros de la FIFA y a Laubert, empleando a antiguos agentes de la CIA, según el NZZ, que afirma haber obtenido “documentos secretos oficiales que atestiguan sobre esta operación de espionaje” en el Hotel Schweizerhof.

El diario explica también que fuentes que conocían el caso le han descrito la operación, requiriendo el anonimato, precisando que llevaba el nombre de “Proyecto Monte Cervin”, en referencia a la célebre montaña situada en los Alpes, en la frontera italo-suiza.

Según estas fuentes, el objetivo de esta operación habría sido poder meter presión sobre el fiscal general. Lauber había afirmado que no había tenido reunión informal con Infantino tras 2016, por lo que Catar habría podido utilizar este elemento contra él.

Lauber se vio obligado a dejar en junio de 2019 la investigación sobre el escándalo de corrupción en la FIFA, debido a sus contactos no declarados en 2016 y 2017 con Infantino, para acabar dimitiendo un año más tarde, en julio de 2020.

© Agence France-Presse