Año No. 16
Edición No. 4.339

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

AS Pirae de Tahití, la novedad del Mundial de Clubes

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

Enfrentarán este jueves al Al Jazira en el inicio del torneo

AFP | Papeete
Son estudiantes, policías, bomberos, empresarios o parados, pero todos ellos sueñan con enfrentarse al Chelsea: el AS Pirae de Tahití es el rival más desconocido del Mundial de Clubes FIFA, que comienza el jueves en Abu Dabi. Este equipo ‘amateur’, que deambularía por categorías regionales en países con fuertes ligas como Inglaterra o España, fue designado por sorpresa y en último momento para representar a Oceanía en el torneo que se disputa hasta el 12 de febrero, después de la baja forzada del Auckland neozelandés a causa de la crisis sanitaria.

«Nuestra ambición es superar la primera fase. Conocemos el foso que separa nuestro nivel y el fútbol internacional. Sería una gesta, pero a un solo partido todo es posible», afirma Heimana Salem, presidente del vigente doble campeón de Polinesia.

El equipo de tahitiano, cuya preparación se vio perturbada por casos de covid-19, vivirán un partido histórico el jueves contra el representante del país anfritrión, el Al Jazira (16h30 GMT).

«No tengo la menor idea de su nivel, pero son profesionales. Si encadenamos dos victorias, ¡podemos jugar contra el Chelsea!», se ilusiona el capitán Naea Bennett. Pero para medirse con el actual campeón de la Champions League europea deberán antes deshacerse del Al Jazira y después del Al Hilal saudita, representante de la confederación asiática.

– «Si Tuchel se fijase en mí…» –

Bennett cuenta con cierta experiencia en el alto nivel… pero sobre arena: fue capitán de los ‘Tiki Toa’, la selección de Tahití de fútbol playa, subcampeona del mundo en 2015 y 2017.

Sobre césped, las prestaciones de los futbolistas del país son más limitadas. La zona Oceanía no posee el nivel de los otros continentes y Nueva Zelanda suele acaparar las pocas plazas disponibles para las competiciones internacionales.

«Será con seguridad bastante complicado. Técnicamente, futbolísticamente, físicamente… Pero estoy seguro de que los jugadores no llevarán la flor en la oreja, como decimos nosotros», indica a la AFP Marama Vahirua, un exdelantero tahitiano que pasó por el Nantes, el Niza… y el Pirae, con el que inició y finalizó su carrera.

El más joven del equipo, Tanetoa Haumau (17 años) salió de la Polinesia por primera vez en este viaje a Emiratos. El defensor, que realiza estudios de mecánica de automóviles, soñaba con ver «los rascacielos de Dubái», y espera causar buena impresión a Thomas Tuchel: «Nunca se sabe, si el entrenador del Chelsea se fija en mí y me pide que juegue para su equipo».

Pero el milagro se antoja complicado para un equipo que ha pasado de realizar dos entrenamientos a la semana a una sesión al día desde que conocieron su participación en este torneo, a finales de diciembre.

– Siete casos positivos –

Antes de la salida hacia Emiratos, el Pirae ha tenido como gran contratiempo siete casos positivos al covid-19, entre ellos cinco titulares. Tres son baja para el partido del jueves y otros dos han podido llegar a Abu Dabi. El arquero Teva Durot y el goleador Benoît Mathon deberían llegar la víspera del partido, tras un periplo de treinta horas.

«Este viaje y todas estas aventuras ilusionan a los jugadores: van a luchar y a entregarse al 300% para dar la sorpresa», confía el encargado de comunicación del equipo, Nahema Temarii.

Más allá de con la experiencia vivida, el equipo regresará con una bolsa de al menos 500.000 dólares, la dotación ofrecida por la FIFA en el último torneo.

Su presencia en la cita pone los focos sobre el fútbol de Tahití, al igual que en 2013 cuando su selección logró clasificarse a la Copa de las Confederaciones en Brasil. A pesar de las tres goleadas sufridas (10-0, 6-1 y 8-0), aquella modesta selección suscitó el cariño del público al competir frente al resto de estrellas del balón.

Sin embargo se trató de un fugaz sueño que no ha tenido continuidad en los años siguientes. Ahora el AS Pirae tiene la oportunidad de reanudarlo.

NOTICIAS DE SECCIÓN