Año No. 17
Edición No. 4.843

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Botafogo, la decepción más grande del Brasileirao

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Fue líder del Brasileirao durante 31 jornadas y llegó a tener una ventaja de 13 puntos sobre el perseguidor más inmediato. Pero un remate de campaña insólito, tal vez nunca antes visto en el mundo de la pelota, privó al Botafogo de su tercer título de liga.

La forma en que el histórico equipo de Rio de Janeiro perdió el liderato trascendió las fronteras de Brasil, para tristeza profunda de sus sufridos hinchas y regocijo de sus adversarios.

A continuación la guía de cómo el ‘Fogão’, campeón en 1968 y 1995, dejó escapar una estrella.

– Paso 1. La sorpresa
Botafogo no estaba en el ramillete de favoritos a la corona al comienzo de temporada. El campeón defensor, Palmeiras, así como Flamengo y Atlético Mineiro atraían las apuestas debido al poderío de sus nóminas.

Pero los cariocas de Botafogo, con un plantel sin jugadores de renombre, tuvieron un inicio arrollador: 13 victorias en los primeros 15 juegos, una nueva marca para el formato actual del Brasileirao.

Toda una sorpresa para un club que el año pasado regresó a primera división y estaba en proceso de transformación desde que fue comprado, en marzo de 2022, por el magnate estadounidense John Textor, propietario del Olympique de Lyon (FRA) y el Crystal Palace (ENG).

– Paso 2. La ilusión
El fútbol está repleto de historias de grandes arranques que terminan en fiascos gigantescos. Pero la del Botafogo lucía diferente: al término de la primera ronda logró la marca de 47 puntos de 57 posibles.

Aventajaba por 13 unidades a Palmeiras (2°) y Gremio (3°), por 15 a Flamengo (5°) y 20 a Atlético Mineiro (10°).

Y se enorgullecía de tener jugadores revelación como el portero Lucas Perri, el defensor Adryelson, el mediocampista Eduardo y el delantero Tiquinho Soares, goleador del campeonato.

“Los jugadores no viven el día a día, están ávidos por el mañana, por ganar, por ser primeros”, destacó entonces el técnico Luís Castro.

– Paso 3. El temblor
El portugués los comandó hasta la jornada 12, en junio, cuando los plantó inesperadamante para dirigir a Cristiano Ronaldo en el Al-Nassr saudí.

Su compatriota Bruno Lage, exentrenador del Benfica (POR) y del Wolverhampton (ENG), asumió en la fecha 16 con una propuesta de juego vertical, diferente al posesional de Castro.

Los feudos ‘botafoguenses’ empezaron a temblar: lesiones o producción a la baja de los jugadores, y los números en caída, con 13 puntos de 30 durante el mandato de Lage.

La armonía entre el grupo y la comisión técnica se resquebrajó y la holgada ventaja contra los rivales se redujo. La ‘torcida’ empezó a inquietarse.

Para el momento en que el luso fue despedido, a principio de octubre, Bragantino (2°) ya estaba a siete unidades, Palmeiras (3°) y Gremio (4°) a ocho, y Flamengo (5°) a nueve.

“Vino queriendo imponer su estilo y ser campeón, lastimosamente no lo logró. Pero intentamos de todas las formas que funcionara”, dijo Eduardo.

– Paso 4. La caída
Preocupado y presionado, Textor apostó por una solución casera: el asistente técnico Lúcio Flávio. Tampoco dio resultado y en Brasil ya se hablaba de que se avecinaba un “ridículo” sin precedentes.

Bajo el mando de Flávio, Botafogo perdió el liderato ante Palmeiras en la jornada 34, tras una mala racha en la que apenas obtuvo nueve puntos en ocho partidos.

Textor, que atribuyó los reveses a una supuesta “corrupción” arbitral, se jugó su última carta contratando a un hombre experimentado, Tiago Nunes, a falta de cuatro jornadas para el final del torneo.

Pero Nunes sólo consiguió cuatro puntos en igual número de partidos y el ‘Fogão’ llegará a la última fecha, el miércoles, sin chances de tocar la estrella y con Palmeiras como virtual bicampeón desde el domingo.

“Ninguna palabra que diga va a servir de consuelo para nuestros hinchas”, dijo el DT. “Nunca había vivido lo que vivimos aquí”.

– Paso 5. El dolor
Perder el título fue doloroso. Pero la forma en que desaprovecharon las numerosas oportunidades que tuvieron para desbancar al ‘Verdão’ y alzar el trofeo ha sido sal en la herida para los fanáticos albinegros.

En especial lo sucedido en noviembre, con Flávio y Nunes en el banquillo, que les valió el apodo de club “mais pipoqueiro do Brasil”, una expresión brasileña que alude al equipo pecho frío, que no suda la camiseta y no aparece cuando es necesario.

Contra Palmeiras y Gremio estuvieron adelante 3-1, pero acabaron perdiendo 4-3. Bragantino les empató en el minuto 90+6 y Santos, en el 90.

Lo peor, tal vez, ocurrió en la antepenúltima jornada: Tiquinho Soares anotó el 1-0, de penal, en el 90+6 contra el descendido Coritiba. La victoria los dejaba a un punto del ‘Verdão’, pero cedieron la igualdad tres minutos más tarde.

Un usuario de X (antiguo Twitter) resumió el sentimiento de muchos ‘botafoguenses’: “Ya no siento nada, soy apenas un pedazo de carne que habla”.

© Agence France-Presse