Año No. 17
Edición No. 4.712

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Con gol de Jhon Arias, Fluminense avanzó a la final del Mundial de Clubes

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Fluminense ya divisa en el horizonte el trono mundial, aunque el Ah-Ahly no le puso la alfombra roja. Con un fútbol más práctico que espectacular, el campeón sudamericano derrotó 2-0 al africano, este lunes en Yedá, y se ganó el derecho a jugar por el título en el Mundial de Clubes.

El equipo dirigido por Fernando Diniz, que no ofreció su mejor fútbol, logró el primer objetivo merced a un penal sobre Marcelo convertido por el colombiano Jhon Arias (minuto 70) y a un gol postrero de John Kennedy (90), y ahora espera en la final al ganador del duelo del martes entre Manchester City y Urawa Red.

El ‘Fluzao’ queda un paso de convertirse en el primer representante sudamericano en conquistar el cetro mundial desde que lo hiciese el también brasileño Corinthians en 2012.

Este triunfo devuelve a un equipo brasileño a la final del Mundialito, tomando el conjunto de Rio el relevo del Palmeiras, finalista en la edición de 2021, que perdió contra el Chelsea.

“Tenemos una cualidad muy fuerte y es que nunca nos rendimos”, declaró Diniz para explicar la reacción de su equipo en el segundo tiempo.

En un estadio King Abdullah Sports City con poco más de media entrada, la afición del ‘Fluzao’ -presente en una proporción de 1 a 15 respecto a los egipcios, separados por apenas 200 kilómetros de Yedá por el Mar Rojo- se hacía notar, a pesar de su neta inferioridad numérica, en la parte posterior del arco defendido por Fábio en el primer acto.

Un juego trabado, con faltas e imprecisiones según se acercaban ambos equipos al área rival no vaticinaba un partido abierto en el que ‘Flu’ pudiera realizar el juego dinámico y espectacular tan del gusto de Diniz, que formó de inicio con el mismo once que ganó a Boca Juniors la final de la Libertadores.

– Dos palos y un gol de Arias –
Los egipcios salieron sin complejos, dispuestos a demostrar que su victoria en cuartos ante el Al-Ittihad de Marcelo Gallardo no fue fruto de la casualidad.

Sus rápidas contras cortaban la respiración del ‘Flu’, que aceptó el envite y respondió por medio de Arias, con sendos remates al palo en el primer acto, primero de volea a centro desde la derecha (9), y después de remate de primeras en una jugada ensayada de córner (24).

Marcelo, sufría ante el sudafricano Percy Tau, elegido mejor jugador africano que juega en el continente, que en más de una ocasión le ganó la posición, y Felipe Melo, desde el centro de la zaga demostraba una velocidad y una motivación impropias de un futbolista de 40 años, que se convirtió este lunes en el jugador de campo de más edad en jugar en un Mundial de Clubes.

Melo acudió veloz para cortar dentro del área una contra de los egipcios justo cuando Tau armaba el disparo en una posición franca para haber dado ventaja a los suyos antes del descanso.

– Veteranos al poder –
El ‘Tricolor’, con varios jugadores con más de 33 años en el once, no se achicó ante el juego más físico propuesto por los africanos.

“Trabajamos todos los días con esa diferencia de edad. Nos llaman los cuarentones. Siempre intentamos ayudar a los jóvenes con nuestra experiencia. Creo que esa mezcla entre jóvenes y experimentados ayuda mucho al Fluminense”, declaró Marcelo para la cadena Globo nada más concluir el choque.

El antiguo lateral del Real Madrid encontró premio a su apuesta por preocuparse más de atacar que de cubrir la retaguardia y provocó un penal que Arias, a pesar de su poco ortodoxa carrerilla ante el arquero internacional egipcio Mohamed Elshenawy -que había detenido un penal a Benzema en la ronda anterior-, no fallaría para situar al Fluminense a un paso de entrar en la leyenda en su primera participación en el Mundial de Clubes.

“Siempre quiero hacer una cosa distinta. A lo largo de mi carrera siempre intenté hacer algo diferente. En ese momento el juego estaba muy cerrado, la verdad ni pensé en hacer un caño, solamente en crear una chance de gol”, explicó Marcelo.

El gol postrero de Kennedy, decisivo también en la Libertadores tras salir desde el banquillo, ajustó un balón con la zurda para certificar la victoria del conjunto de Rio, que disputará la final el viernes.

© Agence France-Presse