Año No. 17
Edición No. 4.838

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Copa América

James Rodríguez, la figura de la victoria de Colombia sobre Paraguay

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

La camiseta de Colombia le sienta bien a James Rodríguez. El número 10, cuestionado en todos los clubes donde ha jugado en las últimas temporadas, fue el hombre del partido en la victoria 2-1 contra Paraguay este lunes en el inicio del Grupo D de la Copa América, con dos asistencias.

Corre poco, apenas defiende, pero el jugador del São Paulo mantiene, a sus 32 años, los destellos de calidad que lo llevaron a ser la mayor promesa de su país y a jugar en equipos como el Real Madrid y el Bayern Múnich.

En un partido que se le complicó a la selección cafetera en la segunda parte, James ya había sacado a relucir su zurda exquisita en los dos tantos colombianos.

Tras un amago por la izquierda, se alejó de su marcador y le metió un centro perfecto a Daniel Múñoz para que rematara de cabeza solo en el segundo palo en el minuto 31.

Y apenas once minutos después, repitió con un lanzamiento de falta preciso, una rosca perfecta, que Jefferson Lerma empujó de un testarazo a la red.

– Clase –
Así, con dos detalles de clase, James volvió a demostrar por qué la selección Colombia sigue confiando en él.

En la segunda parte, cuando Paraguay recortó distancia y amenazaba con empatar, el capitán no se escondió. Pidió el balón, puso orden en el juego de su equipo y contribuyó a frenar la dinámica rival con un par de ocasiones claras.

Un partido para demostrar que su talento sigue intacto, aunque nadie dudó nunca de ello. Lo que sí cuestionaron uno tras otro sus entrenadores fue su compromiso profesional o su comportamiento difícil de gestionar, un carácter que lo desvió de la senda estelar que había tomado.

Tras haber jugado en equipos de la élite europea, como el Real Madrid y el Bayern Múnich, la carrera de James empezó el declive: primero el Everton, luego el Al Rayyan catarí, el Olympiacos y por último el São Paulo. En todas partes intentaron reavivar su carrera, pero en ninguno lo consiguieron.

Ahora llega, sin embargo, la Copa América y vuelve a aparecer una vez más el mejor James. La selección es tal vez el lugar donde ha sido más feliz, como en aquel Mundial-2014 de Brasil donde llevó a Colombia hasta los cuartos de final, anotando seis goles.

Con el número 10 motivado, y con la finura de su pie izquierdo, Colombia puede soñar con llegar lejos en la competición.

© Agence France-Presse
© Estadísticas Datafactory