Año No. 17
Edición No. 4.751

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Endrick y su presentación en Europa a lo grande

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

El gol del triunfo ante Inglaterra, el del empate parcial contra España. La perla brasileña Endrick, de 17 años, presentó sus credenciales en dos estadios emblemáticos de Europa y dio un respiro a una ‘Seleçao’ necesitada de buenas nuevas.

El letal y atlético delantero anotó sus dos primeros goles con los pentacampeones del mundo, en los amistosos jugados en Wembley (1-0 ante Inglaterra el sábado) y el Santiago Bernabéu (3-3 contra España el martes), que desde la próxima temporada será su casa.

Sus tantos no solo fueron un salvavidas para una ‘Canarinha’ que llegó al Viejo Continente después de tres derrotas consecutivas y varias bajas sensibles.

También fueron una carta de presentación para quienes dudaban de su talento precoz, labrado en el Palmeiras de Sao Paulo.

“Estoy muy feliz. Solo tengo gratitud por lo que Dios trae a mi vida, por ayudar a mi país, a mi selección”, dijo tras la igualdad en el hogar del Real Madrid, al que se unirá a mitad de año, una vez complete la mayoría de edad.

El ‘9’ palmeirense tuvo acción en los segundos tiempos de ambos duelos: en suelo inglés anotó el 1-0 definitivo nueve minutos después de haber ingresado al campo; en tierra española, con cuatro minutos en cancha, puso el 2-2 parcial de un Brasil que estuvo 2-0 abajo.

Demostró su definición feroz en el estreno de Dorival Júnior como seleccionador: dos goles en tres remates a puerta entre los dos cotejos.

– “Símbolo de la renovación” –
Sus dianas fueron vitales para sepultar la mala racha que cargaba la selección brasileña, que aterrizó en Europa sin conocer la victoria en los últimos cuatro partidos diputados, todos de la clasificatoria sudamericana para el Mundial de 2026.

El mal andar los dejó en una insólita sexta casilla (siete puntos en seis juegos), al borde de la repesca, y le costó el puesto al entrenador Fernando Diniz, nombrado en el cargo mientras se esperaba al italiano Carlo Ancelotti, que finalmente renovó con el Madrid.

Pero sobre todo fueron claves para avisar que Brasil puede haber encontrado por fin a un centrodelantero de confianza, tras la irregularidad de Richarlison, Matheus Cunha, Pedro o Gabriel Jesus.

“Es el símbolo de la renovación de la selección brasileña. Los más experimentados tenemos que servir de apoyo y ayuda para los más jóvenes en ese cambio de bastón, porque ellos son el futuro de la ‘Seleçao'”, dijo el lateral Danilo, de 32 años.

Junto a Vinícius Jr, Rodrygo y Lucas Paquetá lideró a un ‘scratch’ que salió sin heridas de sus visitas a dos campeones del mundo, pese a contar con las bajas por lesión de varios pilares: los porteros Alisson y Ederson, los capitanes Marquinhos y Casemiro, y el goleador histórico Neymar.

– Aún es un chico –
Dorival Júnior destacó el “saldo muy positivo” con el que su equipo terminó la gira europea, antesala de la Copa América de Estados Unidos (20 de junio al 14 de julio) y el reinicio en septiembre del premundial sudamericano.

E hizo un llamado a la prudencia con el jovial atacante, que debutó como internacional en la doble jornada clasificatoria de noviembre, en las derrotas contra Colombia (2-1) en Barranquilla y Argentina (1-0) en el Maracaná.

Para la época ya había levantado el nivel tras un comienzo atropellado en su segunda temporada como profesional. Al final cerró con broche de oro al marcar el gol que selló el bicampeonato del Brasileirao para el Palmeiras.

“Con Endrick tendremos calma y paciencia para que pueda obtener componentes importantes”, sostuvo el seleccionador brasileño.

En el Santiago Bernabéu ya aguardan por él. “Te esperamos todos aquí”, le dijo el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, al término del duelo contra España.

A las gradas del estadio madrileño se dirigió al anotar el 2-2 y tras el pitazo final: primero, para celebrar el tanto con su padre; luego, para darle un beso a su novia adolescente.

Fueron las muestras de agradecimiento con quienes más le respaldaron durante la mala fase que atravesó el año pasado. Pero después, otra vez frente a los micrófonos, compartió el objetivo que tiene con una ‘Seleçao’ que no conquista el título mundial desde 2002.

“Siempre queremos ganar. Danilo habló antes del juego que necesitábamos ganar, mostrar la cara de Brasil”, afirmó. “Vini también dijo que debíamos poner a Brasil en lo alto, de donde nunca debería haber salido”.

© Agence France-Presse