Año No. 17
Edición No. 4.716

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Este viernes, Manchester City vs. Fluminense por el Mundial de Clubes

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Convertirse oficialmente en el mejor equipo del mundo. Es a lo que aspira el Fluminense brasileño antes de la final del Mundial de Clubes en la que se enfrentará el viernes al campeón europeo, un Manchester City sin Erling Haaland pero con una galaxia de estrellas en busca de culminar un año histórico.

Porque aunque los ‘Citizens’ son considerados actualmente, por presupuesto, plantel, entrenador, y por la cosecha de títulos de este año, como el mejor equipo del mundo, el ‘Fluzao’ está a 90 minutos de adquirir esa condición y entrar en la leyenda, devolviendo a Brasil y a Sudamérica un título planetario que no cruza el océano desde 2012 de la mano de Corinthians.

. Una primera vez
Si ostentar el cetro mundial supone de por sí una motivación suficiente para cualquier equipo, para el ‘Tricolor’ y los ‘Sky Blues’ se añade la posibilidad de inscribir por primera vez su nombre en el palmarés del torneo, en el que sucederían al Real Madrid.

Ambos podrían presumir de haber conquistado la última edición del Mundial de Clubes desde que se disputa ininterrumpidamente con el formato actual (2005), antes del paso en 2025 a una competición con 32 equipos y periodicidad cuatrienal.

Porque el club brasileño y el inglés levantaron en 2023 por vez primera en su historia la Copa Libertadores y la Liga de Campeones respectivamente, y ahora quieren cerrar el círculo.

“Es el partido más importante de mi vida. El próximo partido siempre es el más importante. También coincide con ser el partido, históricamente, más especial, se decide un título mundial”, afirmó el técnico del ‘Flu’ y de la selección brasileña Fernando Diniz.

El City, que ha llevado a sus vitrinas este año además de la ‘Orejona’, la Premier League, la Copa inglesa, y la Supercopa de Europa, aspira también a convertirse en el primer club inglés en ganar el Mundial de Clubes en su primera participación, después de que Manchester United, Liverpool y Chelsea no lo lograsen en su primer intento.

. Duelo de estilos
Diferentes hasta en el vestir, Pep Guardiola, en sus habituales trajes elegantes, y Fernando Diniz con su sempiterna ropa deportiva, dirimirán también un duelo de estilos este viernes en el King Abdullah Sports City Stadium de Yeda.

Aunque ambos mantienen un gusto por la posesión de la pelota, el antagonismo se hace patente en el juego más posicional del español, y la anarquía de movimientos de los jugadores del también técnico de la ‘Canarinha’, que trata de imprimir aspectos del fútbol de calle en la élite profesional.

“Por la forma que tienen de jugar, demanda mucho esfuerzo, aceptar que jugamos contra un equipo con un estilo con el que no nos hemos enfrentado nunca, no es posicional, se mueven mucho, así que tenemos que imponer nuestro ritmo y nuestro juego posicional todo lo posible”, analizó Guardiola.

Pero la presión alta del equipo de Diniz puede costarle dejar espacios libres atrás, y generarles problemas en contras del rival, que si en semifinales con el Al-Ahly pudieron desbaratar el arquero Fábio o el veterano defensor Felipe Melo, la mayor calidad en la definición de los ‘Citizens’ podría darles un disgusto.

. Sin Haaland
Aunque Pep Guardiola deberá formar un once sin su estrella goleadora, el noruego Erling Haaland, que se ha perdido los cuatro últimos partidos de su equipo por una lesión en un pie, y que aunque se halla en Arabia Saudita con la delegación mancuniana, es baja segura para la final. De igual modo que los belgas Kevin De Bruyne y Jeremy Doku.

Diniz en cambio sí podrá contar con su plantel al completo, con la misión del gol encomendada al argentino Germán Cano, mientras que el otro goleador en la final de la Libertadores, John Kennedy, que también marcó en la semifinal del lunes ante el campeón egipcio, podría iniciar el choque en el banco para ejercer de revulsivo de lujo si las cosas se pusieran feas.

Fábio, de 43 años, se convertirá en el jugador de más edad en disputar una final del Mundial de Clubes, superando en la marca al italiano del AC Milán Paolo Maldini (39 años en 2007). Son 20 años más que Julián Álvarez, el delantero argentino, que aunque no fue titular en la semifinal ante el Urawa Red Diamonds, podría tener su oportunidad el viernes.

Antes, a partir de las 14h30 GMT en el otro estadio de la ciudad, el Prince Abdullah Al Faisal, los japoneses del Urawa y los egipcios del Al-Ahly pelearán por el tercero puesto.

© Agence France-Presse