Año No. 17
Edición No. 4.841

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Poco interés en Europa por comprar los derechos de TV del Mundial Femenino

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

La FIFA “no tiene la intención de malvender esta competición estrella” pero, a tres meses del Mundial femenino de fútbol, ninguna cadena de televisión ha adquirido los derechos de difusión en Francia, España, ni en otros países europeos, a falta de un acuerdo económico entre las partes.

¿Los motivos? El desfase horario con Australia y Nueva Zelanda, una competición en plena época estival (20 de julio-20 de agosto) y razones económicas.

“El proceso de licitación por los derechos de retransmisión de la Copa del Mundo femenina 2023 en varios mercados europeos no ha finalizado por el momento, a falta de ofertas que reconozcan en su justa medida el torneo de fútbol femenino más grande del mundo”, explicó la FIFA a la AFP.

Por tanto, las negociaciones prosiguen “con varios difusores potenciales”, indica la instancia rectora del fútbol mundial.

Es el caso de España, pero también del Reino Unido, Francia o Japón, contrariamente a Estados Unidos, Canadá, Países Bajos o Brasil, potencias en fútbol femenino, cuyos difusores sí han alcanzado acuerdos.

– Negociaciones sin intermediario –
Lo que se halla en juego no es baladí ya que los ingresos generados por los derechos audiovisuales del Mundial son reinvertidos por la FIFA en el desarrollo del fútbol femenino. No tanto en los países europeos sino en Asia o en África, según una fuente cercana al caso.

Así, la FIFA “no tiene intención de malvender esta competición estrella”, subraya la instancia, que firma los contratos directamente con los difusores, sin pasar por una agencia intermediaria.

Gianni Infantino mostró su descontento sobre la situación durante el sorteo el pasado octubre en Auckland: “Los difusores nos ofrecen cien veces menos de lo que nos dan para la Copa del Mundo masculina”.

El presidente de la FIFA había juzgado esas ofertas “inaceptables”, sabiendo que las cadenas de televisión “nos empujan a hacer más por la igualdad”.

En Europa, esa falta de interés se explica antes que nada por la zona geográfica de la competición, organizada por primera vez en Oceanía, y por el consiguiente desfase horario, que enfría los ánimos de las cadenas.

Asimismo, la competición tendrá lugar con el verano europeo más avanzado de lo que es habitual y cae por tanto en un periodo de contracción en términos de ingresos publicitarios.

Por ejemplo, los partidos de semifinales, la final, y el partido por el tercer puesto se disputarán a las 10h00 en España y Francia.

– “Desarrollar el fútbol femenino en todos lados” –

“Es un deporte para todo el mundo, nosotros no podemos jugar sólo en Europa, aunque sea más cómodo, porque hay que desarrollar el fútbol femenino por todos lados. Oceanía es mágica para China y Japón por ejemplo”, insiste una fuente próxima de la instancia.

Durante el último Mundial, en 2019 en Francia, los derechos fueron adquiridos en el país galo por un monto desconocido por TF1, que después vendió los derechos por una difusión de pago a Canal+, según recogieron varios medios.

“Os necesitamos”, lanzó el nuevo seleccionador de los Bleues Hervé Renard en varias ocasiones a los medios, durante su primera concentración en el mes de abril.

En ausencia de difusor, su anuncio de la lista para el Mundial, a comienzos de junio, podría no hacerse en los locales de una cadena, sino en el de uno de los patrocinadores.

© Agence France-Presse