Año No. 17
Edición No. 4.752

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Prohíben acercarse a un estadio a sospechosos de ahorcar muñeco de Vinicius

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Los cuatro detenidos en España por colgar de un puente un muñeco representando al futbolista brasileño Vinicius no podrán acercarse a menos de 1 km de un estadio de fútbol, informó la justicia española este jueves.

Tras ser detenidos el martes y comparecer ante el juez, los cuatro sospechosos de un “delito de odio” fueron puestos en libertad condicional con la prohibición, hasta nueva orden, de acercarse “a menos de 1.000 metros” de un estadio de LaLiga cuando se celebren partidos, informó un tribunal de Madrid en un comunicado.

En pleno escándalo por los insultos racistas proferidos contra el jugador del Real Madrid, la orden de alejamiento se extiende al centro de entrenamiento del club, en el noreste de la capital española, cerca del cual, en un puente sobre la carretera, apareció ahorcado el muñeco con la camiseta de Vinicius Junior, señaló el comunicado.

A los cuatro detenidos, tres de los cuales pertenecen a grupos de aficionados ultras, se les atribuye un delito contra la integridad moral y otro delito de odio, bajo el que se encuadran en España las ofensas racistas.

Los cuatro detenidos se acogieron a su derecho de no declarar durante su comparecencia judicial, según el tribunal de Madrid, que precisa que la investigación continúa.

El muñeco apareció colgado en un puente el 26 de enero, día de un encuentro entre Real Madrid y Atlético de Madrid, bajo una pancarta que decía “Madrid odia al Real”.

El Real Madrid condenó este “acto racista” y “repugnante” contra su jugador de 22 años.

La detención de los cuatro se produjo el martes, dos días después de un partido de Liga en Valencia en el que aficionados del equipo local llamaron “mono” al jugador, e hicieron ruidos simiescos, que el futbolista denunció en pleno partido.

Este incidente suscitó indignación en España y en el extranjero, obligando a las instancias del fútbol y a las autoridades españolas a elevar el tono contra este problema, hasta ahora insuficientemente abordado.

© Agence France-Presse