Año No. 17
Edición No. 4.805

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Fútbol Internacional

Pumas vs. Seattle Sounders, primera semifinal de Concachampions

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

AFP | Ciudad de México
Con el pase al Mundial de Clubes de la FIFA como premio extra, este miércoles los Pumas de México y el Seattle Sounders de Estados Unidos se enfrentarán en el partido de ida de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf-2022. 

Los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México se presentan con el compromiso de mantener la hegemonía que los clubes aztecas tienen en los torneos de campeones de la Concacaf desde la temporada 2005-2006. 

Por su lado, el Seattle Sounders va por el título regional que los equipos estadounidenses sólo han ganado dos veces, hace más de 20 años. 

– La gran apuesta de Pumas –
Para llegar a la final de la Concacaf, los Pumas pasaron sobre Saprissa de Costa Rica en octavos de final, New England Revolution de Estados Unidos en cuartos y Cruz Azul en semifinales. 

Con su modesto plantel, los Pumas han tratado de dar pelea también en la liga local en la que están con un pie en la ronda de repechaje, pero con el riesgo de quedar eliminados en la última jornada de la fase regular, en la que enfrentarán al líder Pachuca. 

Ante tal escenario, el argentino Andrés Lillini, director técnico de los Pumas, tiene la final de la Concacaf como prioridad. 

“No me gustaría quedarme fuera de la liguilla, pero para ser concretos, estamos a dos partidos de un título internacional que es de mucha trascendencia para nosotros. Sería, aparte de ganarlo, ir a un Mundial de Clubes”, dijo Lillini a la prensa mexicana. 

Para este primer partido de la final, Lillini tendría tres ausencias: una por suspensión, la del defensa Arturo Ortiz, y dos por lesión, la del mediocampista Leonel López y la del goleador argentino Juan Dinenno. 

Los Pumas buscan su cuarto título de Concacaf después de coronarse en 1980, 1982 y 1989. Además buscan resarcirse de haber sido el último equipo mexicano que perdió el título en la final regional: fue en la temporada 2004-2005 cuando cayeron ante el Saprissa. 

– Sounders ante una oportunidad histórica –
Con la cuarta nómina más alta de la MLS, el Seattle Sounders llegó a esta final de la Concacaf eliminando con amplitud al Motagua de Honduras, al León de México y al New York City. 

Fundado en 2007, el Seattle Sounders ha sido dos veces campeón de la MLS en la que comenzó a competir en la temporada 2009; la franquicia aún no existía cuando el DC United, en 1998, y Los Ángeles Galaxy, en 2000, ganaron los dos únicos títulos de la Concacaf que tienen los clubes de Estados Unidos. 

“Es una oportunidad increíble. Es para la inmortalidad”, dijo el exfutbolista Garth Lagerwey, actual presidente del Sounders. “Ningún equipo de la MLS lo ha ganado”, apuntó el dirigente en referencia al título de la Concacaf bajo el formato y denominción de Liga de Campeones, establecido desde la temporada 2008-2009. 

Por su lado, el director técnoco Brian Schmetzer enfrentará la serie final ante los Pumas confiado en su aparato ofensivo en el que figuran el enganche uruguayo Nicolás Lodeiro y el centrodelantero peruano Raúl Ruidíaz, quien ganó dos títulos de goleo en el fútbol mexicano. 

Sólo un aspecto le causa una ligera preocupación a Schmetzer. “Necesitamos ser difíciles de vencer, un poco más duros defensivamente en ciertos momentos del juego, un poco más sólidos”, apuntó el entrenador luego de que el fin de semana el Seattle Sounders perdiera 4-3 ante el San José Earthquakes en la MLS después de tener una ventaja de 2-0 al minuto 20. 

En la MLS-2022, el Sounders ha tenido un mal paso y ocupa el undécimo lugar de la Conferencia Oeste. 

El partido de ida de la final se jugará a partir de las 21H30 locales (02H30 GMT del jueves) en el estadio Olímpico Univeristario de la Ciudad de México, con capacidad para 58.445 espectadores. 

La revancha se jugará el miércoles 4 de mayo en el estadio Lumen Field, en Seattle.