Año No. 17
Edición No. 4.760

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Baloncesto

Boston Celtics, finalista de la Conferencia Este

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Con una actuación histórica de Jayson Tatum, los Boston Celtics aplastaron este domingo 112-88 a los Philadelphia 76ers de Joel Embiid y James Harden en el séptimo y definitivo juego de esta semifinal de la Conferencia Este de la NBA.

Los Celtics, vigentes subcampeones, zanjaron la eliminatoria por un global de 4-3 y ahora enfrentarán a los Miami Heat en la final del Este, mientras que los Denver Nuggets y Los Angeles Lakers se medirán en la del Oeste.

Esta finales de conferencia serán una reedición exacta de los playoffs de 2020, celebrados a puerta cerrada en el complejo deportivo de Disney World (Orlando), donde los Lakers vencieron en las Finales a los Heat.

Tatum fue la estrella absoluta del juego con 51 puntos, la mayor anotación de la historia en un séptimo partido de playoffs, y también sumó 6 triples, 13 rebotes y 5 asistencias sin cometer una sola pérdida.

“Se siente muy bien”, declaró el alero. “Ha sido una serie de ida y vuelta. Obviamente no jugué bien la primera mitad del último partido y me alegro de tener la oportunidad de recuperarme”.

Las estrellas de los Sixers protagonizaron un naufragio absoluto bajo la olla a presión del TD Garden. Embiid, el flamante MVP de la temporada, se quedó en 15 puntos y Harden en 9, con una nefasta estadística entre ambos de 8 de 29 (27,5%) en tiros de campo.

Los Sixers, que desperdiciaron el jueves su gran oportunidad de clasificar ante su público, encajaron su quinta eliminación en semifinales de conferencia en las últimas seis temporadas y su proyecto queda muy tocado ya que Harden tiene además la opción de dejar el equipo.

La continuidad de su técnico, Doc Rivers, también puede ser cuestionada después de que encajara su cuarta derrota en series de playoffs en las que su equipo tenía una ventaja de 3-2.

– La maldición del MVP –

Embiid, por su parte, alargó la maldición que rodea a los jugadores que reciben el galardón del MVP. La última vez que el premiado conquistó también el anillo fue Stephen Curry en 2015 con los Warriors.

“Yo no puedo ganar solo. James (Harden) y yo no podemos ganar solos. Por eso el básquet es un juego de cinco contra cinco”, dijo Embiid ante la prensa a pesar de la aciaga actuación de ambas figuras.

“Yo tengo que ser mejor y seré mejor. Todos tenemos que encontrar maneras de seguir mejorando”, afirmó el camerunés, que hizo un llamado a mantener en el equipo a Harden.

“Tenemos un trabajo inacabado”, recalcó el camerunés. “No hemos ganado nada pero (…) sigo creyendo que tenemos lo que hace falta para ganar”.

De su lado, los Celtics suman su quinta presencia en la final de conferencia en siete campañas y siguen en el camino de sus segundas Finales consecutivas, tras la derrota del año pasado ante los Warriors.

Tras una primera parte ajustada, el partido se definió en un demoledor tercer cuarto de los Celtics que zanjaron con un parcial de 33-10.

Tatum explotó con 17 puntos en ese cuarto y puso la directa hacia el récord de anotación en un séptimo juego, que Curry había fijado apenas dos semanas atrás con 50 puntos ante los Kings.

La joya de los Celtics, de 25 años, superó la marca de Curry con un espectacular triple frente a Embiid a falta de siete minutos para el final, cuando la fiesta ya estaba desatada en las gradas.

– Naufragio de Embiid y Harden –

La primera parte del partido estuvo a la altura de la histórica rivalidad entre ambas franquicias, que se han enfrentado en 22 ocasiones en playoffs.

A los Celtics, que ahora tienen una ventaja de 15-7 en esas eliminatorias, les costó encontrar el tono del partido, pero los Sixers dependían de secundarios como PJ Tucker (11 puntos en el primer cuarto) ante la falta de acierto de Embiid y Harden.

Tatum arrancó esta vez a toda velocidad, después de tres partidos en los que no había anotado una sola canasta en el primer cuarto.

En el del jueves incluso llegó con solo tres puntos al último cuarto pero fue capaz de resurgir para anotar 16 tantos y rescatar a los Celtics en la cancha de Sixers.

“Antes del partido le dije que lo quería y que no escuchara a quienes le pedían que anotara desde el principio”, dijo el técnico Joe Mazzulla sobre Tatum. “Su identidad está en dominar el partido en áreas que no tienen tanta atención”.

Los Celtics volvieron del vestuario decididos a sentenciar la eliminatoria y los Sixers sucumbieron en el torbellino verde sin que Embiid ni Harden reaccionaran en ningún momento.

El camerunés, máximo anotador de la fase regular con 33,1 puntos por partido, fue objeto de una gran defensa por parte del dominicano Al Horford, que terminó con 6 puntos, 10 rebotes, 2 robos y 3 tapones.

Los locales llegaron a tener una máxima ventaja de 30 puntos y despidieron con una gigantesca ovación a su héroe Jayson Tatum cuando fue sustituido con menos de cuatro minutos en el reloj.

© Agence France-Presse