Año No. 17
Edición No. 4.705

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Baloncesto

Exhibición de Donovan Mitchell en triunfo de los Cleveland Cavaliers sobre Brooklyn Nets en París

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Despedido con gritos de “¡MVP, MVP!”, Donovan Mitchell firmó una exhibición y dio la victoria a Cleveland Cavaliers ante Brooklyn Nets (111-102), este jueves en el ‘Paris Game 2024’, adornado por Ronaldo, David Beckham, Kylian Mbappé o Pharrell Williams en una espectacular primera fila.

– Tercer capítulo más insípido –
Fue la tercera vez que la capital francesa recibió un partido oficial de la NBA. Tuvo su bautizo en 2020, con Giannis Antetokounmpo en la pista, observado por sus majestades Michael Jordan y Kareem Abdul-Jabbar en la tribuna.

Aquel Milwaukee Bucks-Charlotte Hornets se celebró semanas antes de que irrumpiera la pandemia, que obligó a aplazar el segundo capítulo en París a 2023.

Con un ‘vintage’ Detroit Pistons-Chicago Bulls en el cartel, la atención se la llevaron Magic Johnson y Victor Wembanyama, glorioso pasado y espléndido futuro de la liga, fundidos en un simbólico abrazo en las gradas.

Un año después, con el gigante de 2,24 y 20 años ya en los San Antonio Spurs, protagonista de los ‘highlights’ de la liga una noche tras otra, este Cleveland-Brooklyn, dos equipos que pelean en el este por jugar los play-offs, se quedaba un poco cojo.

– Los únicos abucheos, para Calderón –
A falta de reyes del básquet, Ronaldo ‘el fenómeno’ y Beckham juntos en la primera fila, como cuando jugaban en el Real Madrid, además del cantante Pharrell Williams, con sombrero cowboy, y Mbappé, al frente de una amplia comitiva del París Saint-Germain.

“Creo que esta noche van a ganar los Cavs”, vaticinó el delantero francés, un fijo de los duelos NBA parisinos, que señaló a Boston Celtics como su favorito para conquistar el anillo.

Del balón naranja, lo más destacado, el omnipresente Tony Parker, la estrella de la WNBA Sabrina Ionescu, el brasileño Anderson Varejao y José Manuel Calderón, ruborizado por los abucheos que recibió cuando le descubrió la cámara, cobrando facturas el público francés por el daño causado con la selección española.

– ‘Edad de oro del básquet francés’ –
Antes del duelo había tomado la palabra el comisionado de la NBA Adam Silver: “Estamos en la edad de oro del básquet francés, tiene 14 jugadores en la liga, entre ellos Victor, el número 1 del Draft, que esta noche firmó su primer triple doble”.

Poco rastro de esa ‘golden age’ había en la pista, con dos de los únicos cuatro equipos de los 30 que conforman la liga que no tienen europeos en sus filas, a la espera de que se confirme el regreso de ‘Wemby’ para el ‘Paris Game 2025’

Costó calentar el ambiente en el Accor Arena, en una capital francesa inmersa en su primera ola de frío seria de la temporada. Finalmente se llenaron las 15.000 localidades, con precios entre los 355 y los 665 euros (389 a 728 dólares), incluyendo una toalla conmemorativa de los Cavs, extendida cuidadosamente en cada uno de los asientos. El ‘show NBA’ se encargó del resto.

– La picadura de la araña –
Empezó el duelo y ‘Spider’ Mitchell, el gran nombre de la velada, mostró galones desde el salto inicial, ganando claramente la partida a Mikal Bridges (26 puntos), el referente de los Nets.

El cuatro veces All Star, capaz de meter 71 puntos en un partido, es candidato a integrar el ‘Dream Team’ de los Juegos de París 2024, a priori liderado por Lebron James, Kevin Durant y Stephen Curry.

En la pista en la que se repartirán las medallas olímpicas en ocho meses, el escolta ofreció un curso de penetraciones y maestría en las transiciones. Se llevó la mayor parte de los ‘¡Ohhh! de la grada para finalizar con una escandalosa hoja de servicios: 45 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias y 4 robos.

El borrón de la velada llegó al inicio del último cuarto, cuando Nic Claxton celebró con entusiasmo que los Nets se situaban a diez puntos y chocó con Tristan Thompson, iniciando un amago de pelea colectiva, entre agarrones y empujones en un inmenso corro en el centro de la pista.

Apaciguados los ánimos, con técnica para Claxton y expulsión para Thompson, Mitchell regaló a la grada otro rato de espectáculo y cerró con clase su noche de gloria a orillas del Sena.

© Agence France-Presse