Año No. 17
Edición No. 4.834

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Baloncesto

Los Angeles Lakers, Campeones de la Copa de la NBA

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Los Angeles Lakers derrotaron el sábado 123-109 a los Indiana Pacers y se convirtieron en los campeones de la edición inaugural de la Copa de la NBA, comandados por un imperial Anthony Davis (41 puntos y 20 rebotes) y por LeBron James, elegido MVP del torneo.

A sus casi 39 años, LeBron James logró el sábado 24 puntos y 11 rebotes y agregó un nuevo título a su legendario palmarés.

“Los récords serán batidos pero algo que nunca se batirá es ser el primero en hacer algo. Y somos los primeros campeones de este torneo”, declaró sobre la pista de Las Vegas ‘King James’, elegido MVP (Jugador Más Valioso) de un torneo en el que los Lakers ganaron sus siete partidos.

El equipo angelino, igualado con los Celtics como las franquicias más laureadas de la NBA con 17 anillos, pueden presumir ahora de ser los únicos poseedores de este trofeo mientras los Pacers, invitados inesperados a esta final, se mantienen entre la decena de franquicias sin títulos en su vitrina.

“LeBron es el líder de este equipo junto a mí y queríamos ser los primeros en conseguir esto (…) Sabemos que no es (el título) verdadero pero estamos dando pasos en la dirección correcta”, dijo de su lado Davis sobre la trayectoria de los Lakers, que ocupan la quinta plaza de la Conferencia Oeste en la temporada regular que arrancó en octubre.

Además de la pareja, el escolta Austin Reaves fue clave para los Lakers con 28 puntos en un partido al que llegaba aquejado de una enfermedad, según reportes periodísticos.

Por los Pacers, su joven estrella Tyrese Haliburton se quedó en 18 puntos y 10 asistencias en una noche en que estaba bajo todos los focos después de sus exhibiciones en los inesperados triunfos ante Celtics en cuartos de final y Bucks en semifinales.

La Copa, un torneo creado para dar más emoción y competitividad a los primeros meses de la temporada, culminó esta semana con la final a cuatro en el T-Mobile Arena de Las Vegas, donde la gran mayoría de los 18.000 aficionados estuvieron este sábado del lado de los Lakers.

La NBA ha promocionado con fuerza este torneo, con unas inéditas eliminatorias a un partido y nuevos diseños de pistas, y motivó a los jugadores ofreciendo un premio de 500.000 dólares a cada integrante del equipo ganador.

Más allá de estos incentivos, el insaciable LeBron James ya advirtió desde el principio que tenía este trofeo entre sus objetivos.

El alero, que ya está en la cima de las estadísticas individuales de la liga, incluida la de máximo anotador, no renuncia a seguir buscando su quinto anillo, que sería el segundo en Los Ángeles.

– Imparable Davis –
En una primera mitad igualada, los Lakers cargaron el peso del juego ofensivo en la pintura ante la falta de inspiración en el tiro exterior. Hasta 11 intentos necesitó el equipo angelino para anotar su primer triple al final del tercer cuarto.

Anthony Davis se encargó de compensar la sequía imponiendo su ley bajo el aro ante la impotencia de sus defensores, principalmente Myles Turner, que se cargó muy pronto de faltas personales.

Con LeBron también en problemas de faltas, fue el suplente Austin Reaves el que tomó el mando del ataque de los Lakers.

El escolta firmó la mejor primera mitad de su carrera con 22 puntos en 13 minutos con una espectacular efectividad (7-9).

Del lado de Indiana, su líder Tyrese Haliburton tuvo un flojo inicio. Después de no cometer una sola pérdida de balón en cuartos y semifinales, en los que sumó 53 puntos y 28 asistencias, al base se le escaparon dos pelotas en los primeros minutos que recuperó James.

Haliburton, una de las figuras emergentes de la liga a sus 23 años, llegó al descanso con apenas 7 puntos y acciones desafortunadas como un intento de triple que no tocó el aro.

Los Pacers necesitaban de su tiro exterior para mantenerse en el partido y, a la que fallaron sus primeros cuatro triples del tercer cuarto, los Lakers lo aprovecharon para superar la barrera de los 10 puntos de ventaja.

Pero Indiana, que tampoco llegaba invicto a la final, aprovechó varios despistes de su rival para meterse en el partido con un parcial de 2-10 al inicio del último cuarto.

Los Pacers llegaron a acercarse a tres puntos (102-99) a falta de cinco minutos pero Davis volvió a aparecer para frenar en seco el avance.

El pívot, que vive uno de sus mejores estados de forma en los últimos años, puso el broche a su recital con 12 puntos en el último cuarto que certificaron el triunfo angelino.

© Agence France-Presse