Año No. 17
Edición No. 4.804

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Más Deportes

China desmintió los reportes de dopaje de varios atletas para los JJOO de Tokio

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Pekín calificó este lunes como una “noticia falsa” los reportes de que 23 nadadores chinos dieron positivo en una prueba de dopaje antes de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021.

“Estas son noticias falsas que no se ajustan a la realidad”, afirmó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

A tres meses de la ceremonia de inauguración de los Juegos de París (del 26 de julio al 11 de agosto), una investigación realizada por la televisión pública alemana ARD y el New York Times reveló que 23 de los mejores nadadores chinos dieron positivo a comienzos de 2021 a la trimetazidina, una sustancia prohibida desde 2014 porque mejora la circulación sanguínea.

Es la misma sustancia por la que la patinadora rusa Kamila Valieva fue suspendida 4 años a partir del 25 de diciembre de 2021.

Trece de los nadadores que dieron positivo pudieron competir en Tokio después de que la autoridad mundial antidopaje aceptara una investigación china que afirmó que los deportistas ingirieron la sustancia de forma accidental debido a una contaminación alimentaria.

– Contaminación accidental –
Varios nadadores ganaron medallas en la competición, incluyendo varias de oro: Zhang Yufei en los 200 m mariposa y relevo 4×200 m libre), Wang Shun (200 m estilos) y Yang Junxuan (4×200 m libre).

Muchos de estos nadadores está previsto que compitan en los Juegos Olímpicos de París.

En un comunicado publicado el sábado, la AMA dio explicaciones sobre la manera en la que procedió. Debido a las restricciones de aquel momento relacionadas con la pandemia de covid-19, sus investigadores no pudieron desplazarse.

Sin embargo, se consultó a expertos independientes para poner a prueba la hipótesis de la contaminación esgrimida por CHINADA. La AMA llegó a la conclusión de que “no estaba en condiciones de refutar la posibilidad de una contaminación como fuente de la trimetazidina”.

“Supongo que estarán informados que la Agencia Mundial Antidopaje publicó una respuesta muy clara”, destacó este lunes Wang, en referencia al comunicado del pasado sábado.

La “investigación profunda y detallada” de este incidente llevada a cabo por las autoridades chinas concluyó que “los atletas afectados ingirieron medicamentos contaminados” sin ser conscientes de ello, insistió Wang, añadiendo que “la AMA confirmó las conclusiones del centro antidopaje chino”.

En la misma línea, la Federación Internacional de Natación (World Aquatics) aseguró este lunes haber “examinado concienzudamente” los positivos y haber solicitado la opinión de expertos independientes.

“World Aquatics está convencida de que (estos análisis) fueron tratados con diligencia y profesionalismo y conforme a todos los reglamentos antidopaje aplicables”, indicó la instancia a la AFP.

Sin embargo, las revelaciones dieron paso a un enfrentamiento con cruce de comunicados de prensa entre el patrón de la Agencia Antidopaje Estadounidense (USADA), Travis Tygart, y la AMA.

Tygart acusó a la AMA y a la CHINADA de haber escondido “los positivos bajo la alfombra”, aludiendo a “fallos flagrantes”.

– “Ni culpables ni responsables” –
Unas acusaciones “motivadas políticamente” para “debilitar el trabajo de la AMA”, reaccionó la agencia con sede en Montreal, recordando que en el pasado había aceptado conclusiones similares a la USADA para casos de contaminaciones de deportistas estadounidenses.

“Los nadadores chinos implicados no fueron ni culpables ni responsables de negligencia y su comportamiento no constituyó una violación de las reglas antidopaje”, reiteró el portavoz gubernamental.

“Quiero destacar igualmente que el gobierno chino siempre ha mantenido una posición de tolerancia cero en materia de dopaje”, aseguró.

Wang también declaró que su país defiende “la competencia leal en las competiciones deportivas” y que China “ha contribuido activamente en la lucha mundial contra el dopaje”.

Pekín contó además con el apoyo de Denis Cotterell, un entrenador australiano que trabaja con la federación china desde hace más de una década, sobre todo con la estrella Sun Yang.

En declaraciones al diario australiano Sydney Morning Herald, Cotterell rechazó “toda idea de dopaje orquestado” por las autoridades chinas.

“La idea que se trata de un fenómeno sistémico está muy alejada de lo que yo he visto. Esta sospecha nació desgraciadamente hace 30 años, en los años 1990”, aseguró.

La natación china se ha visto afectada en las últimas décadas por varios casos de dopaje. En los Juegos Asiáticos disputados en Hiroshima (Japón) en 1994, siete nadadores dieron positivo con esteroides.

En 1998, la nadadora Yuan Yuan fue suspendida luego de que los agentes aduaneros australianos descubrieran grandes cantidades de hormona del crecimiento en sus maletas cuando viajaba al Mundial de Perth.

© Agence France-Presse