Año No. 17
Edición No. 4.836

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Ciclismo

Este martes, comienza la 2ª semana del Tour de Francia

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Con los cuatro favoritos en los cuatro primeros puestos, el interés permanece intacto según el Tour se acerca a su ecuador. La ronda gala ha vivido una primera semana espectacular y los aficionados salivan ya mirando a lo que queda por delante, en especial con el duelo Pogacar-Vingegaard.

Este lunes, en el primer día de descanso en Orleans, los análisis se centraban en la lucha a tumba abierta por la general desde el principio, en el récord de Mark Cavendish (35 victorias de etapa) y en la sonrisa de Biniam Girmay, orgulloso de ser el “primer corredor negro africano” en ganar en la ‘Grande Boucle’.

“Proclamé alto y fuerte que el ciclismo se convertía en menos interesante porque las carreras las ganaban siempre los mismos equipos. Es magnífico ver que me equivoqué por completo”, comentó este lunes el francés Romain Bardet, ganador de la primera etapa.

Mientras el pelotón regresará al asfalto el martes en una etapa sin complicaciones reseñables rumbo a Saint-Amand-Montrond (centro), la localidad natal de Julian Alaphilippe, la cabalgata afrontará el miércoles los montes del Cantal como prolegómeno del paso por los Pirineos el próximo fin de semana.

Visto el diseño y el desarrollo de acontecimientos en el Tour este año, todo podría resolverse en las dos últimas etapas en los Alpes, seguidas por una última contrarreloj en Niza el 21 de julio, mientras que los cuatro ‘gallos’ -en el orden Tadej Pogacar, Remco Evenepoel, Jonas Vingegaard y Primoz Roglic- están separados por 1 minuto y 36 segundos en la general.

– Vingegaard criticado –
Pero el estado de forma real de los “cuatro fantásticos” sigue siendo difícil de escudriñar, comenzando por el de Vingegaard, y la ambición ofensiva de la dupla Pogacar-Evenepoel podría decantar la carrera antes.

El domingo, el esloveno y el belga se mostraron molestos por la actitud pasiva de Vingegaard, que se conformó con seguirlos a rueda. “Podría salirle el tiro por la culata. Jonas me tiene miedo, lo recordaré”, amenazó Pogacar. “A veces hay que tener pelotas y pareció que le faltaban”, llegó a decir Evenepoel sobre el danés, vigente ganador del Tour.

“Yo hablaría más bien de inteligencia de carrera”, respondió este lunes un sonriente Vingegaard.

“Si me escapo con los dos a 70 kilómetros para meta y después me dejan atrás en el último sector de los caminos blancos, pierdo el Tour ayer”, insistió.

El plan del danés, que acusa un retraso de 1 minuto y 15 segundos sobre Pogacar, parece claro: apostar por un progresivo incremento de revoluciones para marcar la diferencia en los Alpes, en un terreno a gran altitud que le conviene más que a sus rivales.

Pero ni él sabe cómo “reaccionará su cuerpo”, dado que está disputando su primera carrera desde su grave caída en la Vuelta al País Vasco.

“Me siento cada vez mejor, pero es una auténtica incógnita”, aseguró el líder del Visma, dándose ya por satisfecho “por seguir aún vivo”.

– Pogacar “contento” –
Pogacar hubiese deseado sin duda contar con una ventaja mayor de cara a la victoria final, que supondría un doblete Giro-Tour inédito desde 1998. “Estoy contento de esta primera semana. Las piernas son buenas, el equipo también”, asegura el esloveno, que aparece sin embargo más preocupado e irritable de lo habitual.

La etapa en el Cantal el miércoles, con la subida al Puy Mary, y los Pirineos, serán la ocasión para él de poner un poco de presión y de hacerse con un colchón más espeso de cara a los Alpes, una cordillera de la que no guarda buenos recuerdos.

Para ello cuenta con su potente equipo UAE, compuesto por escaladores de clase mundial.

Ganador de la contrarreloj en Borgoña, Remco Evenepoel, por su parte, descubre el Tour con una alegría casi infantil y confirma sus cualidades para animar las carreras. “Segundo a 33 segundos del maillot amarillo, una victoria de etapa, es una primera semana perfecta para nosotros”, celebra el flamenco, que parece en mejor posición que Roglic para romper el reparto de los cuatro últimos Tour entre Pogacar y Vingegaard.

Aunque habrá que ver cómo gestionará el belga las sucesivas etapas de montaña, en las que espera ser protagonista el colombiano Egan Bernal, que escaló un puesto en la general este lunes (12º) tras el abandono por lesión del lugarteniente de Roglic, Aleksandr Vlasov.

Son pues varias las incógnitas en un Tour que está aún lejos de haber ofrecido todas las respuestas. Para alegría de los ávidos de espectáculo y suspense.

© Agence France-Presse