Año No. 17
Edición No. 4.787

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Ciclismo

Mathieu van der Poel, Campeón de la París – Roubaix

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

El ciclista neerlandés Mathieu van der Poel (Alpecin) conquistó con una nueva demostración su segunda París-Roubaix tras imponerse en solitario este domingo en el ‘Infierno del Norte’, apenas una semana después de ganar el Tour de Flandes.

Con un ataque a 60 km del velódromo de Roubaix, el vigente campeón del mundo cruzó la línea de meta con tres minutos de ventaja sobre su compañero de equipo Jasper Philipsen, el velocista belga que superó en un esprint al danés Mads Pedersen y al alemán Nils Politt, tercero y cuarto respectivamente.

El ‘clasicómano’ neerlandés logró de manera exuberante su sexto ‘Monumento’, apenas una semana después de haber ganado el Tour de Flandes. El último ciclista en haber logrado este doblete en una misma temporada fue el suizo Fabian Cancellara en 2013 y el belga Tom Boonen fue el último en revalidar victoria en el ‘Infierno del Norte’.

“Esto es algo difícil de creer. Este año quería simplemente ir luciendo el maillot [arco iris, en calidad de vigente campeón del mundo]. Ganar en Flandes y en Roubaix con él es un sueño, me quedo sin palabras”, comentó Van der Poel.

“No había previsto quedarme solo tan pronto. Simplemente quería endurecer la carrera a partir de ahí. Sabía que íbamos a tener el viento de espalda hasta la meta y hoy me sentía con unas piernas increíbles”, saboreó.

A sus 29 años, ‘VdP’ suma tres Tour de Flandes, una Milán-San Remo y dos París-Roubaix. Seis ‘Monumentos’ que le dejan a uno de Cancellara, Boonen y Gino Bartali, aunque aún queda lejos de los 19 del mito belga Eddy Merckx.

– Ataque definitivo a 60 km para la meta –
Grandísimo favorito a la victoria ante la ausencia del resto de grandes estrellas del pelotón, Van der Poel fue fiel a su manera de correr y se llevó la victoria con un ataque de lejos.

A algo más de 90 km para la meta, en la Trouée d’Arenberg, uno de los tramos de pavé de mayor dificultad (5 estrellas), el neerlandés probó a sus rivales con una primera aceleración, sin mayores consecuencias.

Con un pelotón delantero formado por menos de una veintena de corredores, Van der Poel sorprendió a todos: sin esperar al sector de Mons-en-Pévèle, también de máxima dificultad, el neerlandés lanzó el ataque definitivo a falta de 60 km para llegar al velódromo de Roubaix, en Orchies.

‘VdP’ salió de este sector de 1,7 km de camino polvoriento y empedrado con apenas unos segundos de ventaja sobre el grupo de perseguidores, entre los que destacaban Tom Pidcock,  Nils Politt, Jon Degenkolb, Tim Wellens, Mads Pedersen, Stefan Küng y Jasper Philipsen, la segunda baza del Alpecin en caso de que Van der Poel fuera cazado.

– Doblete de Alpecin con Philipsen –
Nada más lejos de la realidad: sin entendimiento entre los perseguidores y con un pedaleo infernal, Van der Poel fue ampliando su ventaja para llegar al minuto y 45 segundos apenas 20 km después.

Nada podía impedir ya la victoria de VdP, salvo problema mecánico o accidente. El neerlandés se llevó un buen susto a falta de 32 km cuando se salió de la carretera en una curva, aunque logró rectificar la trayectoria recorriendo unos metros por la hierba.

Pero lejos de ceder terreno, la ventaja de Van der Poel no dejaba de crecer, gracias a que su compañero Philipsen ejercía de freno en el primer grupo perseguidor, reducido ya a Pedersen, Küng, Politt y al propio velocista belga, que fue segundo en la meta, tres minutos después de que la cruzara el maillot arcoíris.

Aunque con cielo nublado, la ausencia de agua durante toda la jornada evitó sin duda que la 121º edición del ‘Infierno del Norte’ se convirtiera en una carnicería, como se temía en los días previos y no se registraron caídas de gravedad.

© Agence France-Presse