Año No. 17
Edición No. 4.840

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Ciclismo

Remco Evenepoel, ganador de la contrarreloj en la 7ª etapa del Tour de Francia

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Remco Evenepoel ganó la séptima etapa del Tour de Francia, una contrarreloj de 25 kilómetros con final este viernes en Gevrey-Chambertin, en la región de Borgoña, donde Tadej Pogacar pudo conservar el maillot amarillo.

El belga, campeón mundial de la especialidad, tuvo un incidente mecánico durante la prueba pero a pesar de ello pudo superar en 12 segundos a Pogacar, que ve reducido a 33 segundos su margen sobre Evenepoel, segundo de la general.

El esloveno Primoz Roglic fue tercero en la contrarreloj, a 34 segundos del ganador del día, mientras que el danés Jonas Vingegaard, campeón del Tour en los dos últimos años, fue cuarto, a 37 segundos de Evenepoel.

Para el prodigio belga se trata de su primer triunfo en una etapa del Tour de Francia, donde debuta este año.

“Estoy muy contento. Tuve un buen día y he podido saborear cada metro de esta contrarreloj”, afirmó el corredor flamenco de 24 años.

– Susto antes de la victoria –
Su victoria vino tras un pequeño susto a menos de tres kilómetros para su llegada a meta, cuando creyó haber sufrido un pinchazo, antes de poder volver a partir después de un pequeño salto acrobático para probar el estado correcto de la bicicleta.

“Estaba seguro de haber sufrido un pinchazo. Puede que alguien hubiera arrojado un cristal”, contó luego sobre ese momento de duda. “Vi a continuación que no había ningún problema, así que solo tenía que continuar pedaleando. Por un momento tuve un poco de miedo”, reconoció.

Las cuatro primeras posiciones de la contrarreloj fueron ocupadas por los ‘Cuatro Fantásticos’ de este Tour, los cuatro principales aspirantes al título, que respondieron bien por lo tanto en este recorrido entre los viñedos borgoñeses.

Pogacar, que ha estado trabajado específicamente para mejorar en contrarreloj en los últimos meses, tuvo un rendimiento especialmente bueno y Vingegaard pudo defenderse también de manera muy positiva, teniendo en cuenta que este Tour marca su regreso a la competición tras un parón forzado por las fracturas sufridas en una grave caída en abril.

“Creo que Tadej será intocable”, comentó Evenepoel pensando en la lucha por la general. “Pero nunca sabes qué puede pasar. A medida que la carrera avanza, mejor me siento. Claro que vamos a pensar en el podio, creo que tengo piernas para ello”, confió.

– “Pueden pasar muchas cosas” –
El esloveno, campeón del Giro de Italia este año y que del Tour de Francia en 2020 y 2021, afirmó por su parte estar “contento” con su estado de forma, pero puntualizó que prefiere “no extraer conclusiones” de esta etapa.

“No se puede extraer conclusiones hoy, todavía queda la mayor parte del Tour por delante y pueden pasar muchas cosas”, dijo Pogacar en su conferencia de prensa.

“Remco es el mejor en contrarreloj, Jonas y Primoz también estuvieron muy bien. Para mí ha estado realmente bien haber sacado tiempo a Primoz y Jonas, sé que están en forma y que lo estarán también en las próximas etapas de montaña, así que podemos esperar que haya muchos ataques”, vaticinó.

Pogacar consiguió sacar 22 segundos en la contrarreloj a su compatriota Roglic y 25 a Vingegaard.

En la general, el margen se amplía a 1 minuto y 15 segundos sobre Vingegaard, tercero, y 1 minuto y 36 segundos respecto a Roglic, cuarto.

“Hoy mis piernas han respondido, tuvo buen tiempo y puedo estar contento de mi forma física”, sentenció el hombre que luce el maillot amarillo desde que el martes ganó la cuarta etapa.

El sábado, la octava etapa del Tour tendrá 183,4 km de recorrido sin grandes dificultades para llegara Colombey-les-Deux-Eglises, el pueblo natal del General De Gaulle, un gesto simbólico en una Francia en plena crisis política y donde el domingo tiene lugar la segunda vuelta de las elecciones legislativas.

© Agence France-Presse