Año No. 17
Edición No. 4.836

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Ciclismo

Tadej Pogacar, amo y señor de la Amstel Gold Race

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Con una nueva demostración de clase, Tadej Pogacar cosechó a sus 24 años su undécima victoria esta temporada al imponerse en solitario en la prestigiosa Amstel Gold Race, este domingo en Valkenburg, en el sur de los Países Bajos.

El esloveno, que disputó su primera carrera desde su victoria en el Tour de Flandes a comienzos de abril, superó a sus dos últimos compañeros de escapada, el irlandés Ben Healy y el británico Tom Pidcock, a los que dejó atrás en la subida de Keutenberg a 29 kilómetros para meta.

El doble ganador del Tour de Francia (2020 y 2021) se deshizo de todos sus rivales en tres tiempos: primero con un ataque a 80 km de Valkenburg (la prueba tiene 253,6 km de recorrido) que provocó la implosión del pelotón, quedándose ya sin opciones el polaco Michal Kwiatkowski y el francés Benoît Cosnefroy, primero y segundo en la edición precedente.

Tras quedarse en cabeza un grupo de una decena de corredores, Pogacar realizó otro ataque a 36 km para la llegada en el Eyserbosweg, al que solo pudieron responder Pidcock y Healy.

Estos dos ciclistas tampoco aguantaron finalmente el ataque en el Keutenberg y Pogacar se presentó en la meta con más de medio minuto de ventaja sobre el irlandés y algo más de dos minutos sobre Pidcock.

El danés Andreas Korn y el kazajo Alexey Lutsenko, que estuvieron muy cerca de superar a Pidcock, completaron el Top-5.

A sus 24 años, Pogacar disputaba por segunda vez la única clásica neerlandesa del calendario. En la primera ocasión, en 2019, acabó abandonando en lo que era su debut en el pelotón profesional.

“No me esperaba que la fuga se hiciera tan pronto. Durante varios kilómetros rodé con una rueda pinchada y dudaba si podría llegar en solitario a la meta, pero al final apreté al máximo y lo conseguí”, declaró Pogacar, que en el podio bebió el tradicional sorbo de la cerveza que patrocina la carrera mientras era vitoreado por el público.

Ni ese pinchazo ni el cambio de bicicleta antes de afrontar el tramo final del recorrido frenaron a un Pogacar que volvió a demostrar que es uno de los mejores ciclistas del pelotón actual… sino el mejor.

– El consejo de Van der Poel –
Tras la carrera, Pogacar reveló el consejo recibido del neerlandés Mathieu van der Poel, ganador el pasado domingo de la París-Roubaix y ausente este domingo: “Hace tres días me envió un mensaje en el que me sugería atacar en el Keutenberg porque es la subida más complicada de la carrera. Era el buen plan y le doy las gracias por el consejo”.

El líder del equipo UAE admitió, no obstante, que sufrió “mucho” en los últimos 25 kilómetros

El próximo fin de semana, Pogacar tiene cita con otra de las tradicionales clásicas de primavera del calendario ciclista, la Lieja-Bastoña-Lieja, carrera que ya ganó en 2021 y en la que tendrá como principal rival al belga Remco Evenepoel, otro de los jóvenes ciclistas que está acaparando victorias esta temporada y que no compitió este domingo en Países Bajos.

Antes, el miércoles, disputará también la Flecha Valona, una carrera con final en el Muro de Huy en la que nunca ha tenido buenos resultados (9º en 2020), pero con la clase y ambición de Pogacar todo es posible.

La neerlandesa Dami Vollering, 26 años, se impuso en solitario en la carrera femenina tras un ataque en la última subida, logrando su tercera gran victoria esta temporada tras la Strade Bianche y el Tour de Flandes.

© Agence France-Presse