Año No. 17
Edición No. 4.789

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Golf

Este fin de semana, Campeonato de la PGA

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

El estadounidense Scottie Scheffler quiere alargar su actual dominio del golf masculino esta semana en el Campeonato de la PGA, segundo torneo del Grand Slam del año, donde Jon Rahm busca acabar con su sequía y brindarle un inédito triunfo a España.

En Louisville (Kentucky), todos los focos apuntan a Scheffler como gran favorito al triunfo en la edición 106 del Campeonato de la PGA.

En sus últimos cinco torneos, la estrella estadounidense acumula cuatro títulos y un segundo lugar, una extraordinaria racha coronada con su segunda chaqueta verde del Masters de Augusta el mes pasado.

El jueves, cuando tome la salida en el campo de Valhalla, su gran reto será sobrellevar su inactividad de tres semanas debido al nacimiento de su primer hijo.

“Estoy perfectamente descansado. Y no me siento oxidado en absoluto”, recalcó Scheffler a su llegada a Louisville. “He estado practicando y jugando mucho en casa, donde puedo simular un torneo, sobre todo en los greens”.

En caso de alzar el trofeo el domingo, el golfista de Nueve Jersey será el primero en imponerse en los dos primeros Grand Slams de la temporada desde su compatriota Jordan Spieth en 2015.

Uno de los principales rivales que encontrará será Rory McIllroy, número dos del ránking, que como Scheffler llega a esta cita en plena forma y con temas personales que afrontar.

Apenas el lunes se conoció que el norirlandés le solicitó el divorcio a su esposa Erica Stoll, con quien estuvo casado siete años.

McIlroy está de regreso a un campo que le trae grandes recuerdos ya que diez años atrás fue escenario de su cuarta victoria en un ‘Major’, la última hasta ahora.

“Hoy fue la primera vez que estuve en este campo desde hace una década así que fue bueno volver a familiarizarme con el lugar”, afirmó McIlroy este miércoles.

“Es un poco más largo, hay un par de pequeños cambios, pero es más o menos lo mismo que puedo recordar de hace 10 años”, afirmó el norirlandés, ganador el pasado domingo del Wells Fargo Championship.

– Maldición española –
Además de los líderes del golf mundial, la lista de candidatos al título incluye a varios de los 16 miembros presentes de LIV Golf, el circuito rival de PGA.

Entre ellos sobresalen el estadounidense Brooks Koepka, el vigente campeón, y el español Jon Rahm.

Aunque es el gran referente de LIV Golf desde su sonado fichaje en diciembre, Rahm todavía no ha festejado un título en sus primeras siete salidas en el circuito saudita, aunque se mantuvo siempre entre los diez mejores.

En el Masters de Augusta, donde defendía la chaqueta verde, Rahm se quedó muy lejos de acabar con la peor sequía de su carrera al finalizar en el puesto 45.

Aun así el jugador vasco defiende que su confianza está intacta para la búsqueda del tercer título de Grand Slam de su carrera.

“No creo que mi juego esté en ningún tipo de problemas”, recalcó esta semana. “No jugué bien en Augusta, pero hasta ahora no me he salido del top-10 (…) Me siento cómodo con cómo he estado jugando este año”.

Rahm, que ya es el único español que conquistó el Abierto de Estados Unidos, quiere ahora acabar con la maldición de su país en el Campeonato de la PGA, único Grand Slam que se le resiste a sus compatriotas.

Otro de los grandes centros de atención en el arranque del jueves será Tiger Woods, quien se reserva para los eventos grandes debido a sus problemas físicos.

“Sigo pensando que puedo ganar torneos. Todavía siento que puedo pegar los golpes y que tengo mi toque alrededor de los greens”, avisó el astro estadounidense.

“Sólo necesito hacerlo durante los cuatro días, no como en Augusta que sólo lo hice dos”, recordó.

Woods, de 48 años, logró superar el corte en el Masters pero se hundió al último lugar en el fin de semana final.

Lastrado por las secuelas de su accidente de auto de 2021, el gran reto de Tiger volverá a ser completar los 72 hoyos de Valhalla, un campo de 6.464 metros que albergará por cuarta vez el Campeonato de la PGA.

© Agence France-Presse