Año No. 16
Edición No. 4.337

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Más Deportes

Kamila Valieva, se quedó sin oro

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

La rusa no pudo por la presión alrededor de sus polémicas, la ganadora fue Anna Shcherbakova

AFP | Pekín
Sorpresa en los Juegos Olímpicos de Pekín-2022. Kamila Valieva, favorita en todos los pronósticos, no pudo ganar este jueves el oro de patinaje artístico, terminando en una sorprendente cuarta posición, siendo el título para otra rusa, Anna Shcherbakova.

A la joven rusa de 15 años le pudo probablemente la presión por la polémica que acompañó estos días su positivo por dopaje, lo que no le impidió competir, al permitir el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) su concurso.

Valieva tuvo varios fallos en su programa libre, a los sones del Bolero de Ravel y se quedó a pie de un podio que completaron la también rusa Alexandra Trusova, plata, y la japonesa Kaori Sakamoto, bronce.

Shcherbakova, de 17 años y actual campeona del mundo, ganó el oro con 255,95 puntos, mientras que Trusova sumó 251,73 y Sakamoto 233,13.

Invicta hasta este jueves desde su llegada esta temporada a la categoría sénior, Valieva se cayó nada menos que en cuatro ocasiones, para terminar con 224,09 puntos, muy lejos de marcas habituales.

– Lejos de sus puntuaciones –

En el programa corto del concurso, realizado el martes, Valieva terminó en cabeza, pero también lejos de sus puntuaciones con su 82,16.

En esa ocasión, la rusa ya erró uno de sus primeros saltos, firmando su peor puntuación de la temporada en un programa corto, después de haber superado los 90 puntos en sus dos últimas competiciones.

Valieva no pudo contener las lágrimas tras su actuación del martes y también estaba inconsolable este jueves, llevándose continuamente las manos a la cara.

El TAS había dado el lunes luz verde, un día apenas antes del programa corto, para que Valieva continuara compitiendo en los Juegos, después de haber ganado el oro en el concurso por equipos la semana anterior, pese a su positivo por dopaje del 25 de diciembre en el Campeonato de Rusia en San Petersburgo, conocido el 8 de febrero.

El TAS, sin pronunciarse sobre el fondo del caso, confirmó el levantamiento de la suspensión provisional de la adolescente, decidida el miércoles 9 de febrero pasado por la Agencia Antidopaje Rusa (Rusada), un día después de anunciarse el positivo.

«Impedir a la deportista participar en los Juegos le causaría un prejuicio irreparable», analizaron los tres árbitros, cuando su corta edad (menos de 16 años) implica reglas de pruebas específicas y sanciones menos duras.

El Comité Olímpico Internacional (COI) y la Agenda Mundial Antidopaje (AMA) reaccionaron presentando un recurso ante el TAS, que sería desestimado.

Pero el mal para Valieva estaba hecho. Y aunque el TAS permitió competir a la joven, la presión que cayó sobre sus espaldas con apenas 15 años, no la supo administrar la adolescente rusa.

– Felicidad de Shcherbakova –

Valieva había dado positivo a la trimetazidina, un medicamento prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) desde 2014, debido a que favorece la circulación sanguínea, y detectada tras un control el 25 de diciembre en el campeonato de su país, y que solo fue conocido el pasado 8 de febrero, un día después de lograr el oro olímpico por equipos.

El COI había anunciado que mientras no se resolviera el fondo del asunto, en caso de que Valieva quedara entre las tres primeras, no habría ceremonia de entrega de medallas.

Pero como no fue el caso, sí se pudo hacer la entrega, con dos rusas en las dos primeras posiciones.

Shcherbakova, pese a su título mundial, al que suma ahora el oro olímpico, estaba sorprendida y feliz.

«Todavía no me he dado cuenta que los Juegos Olímpicos han terminado con un título. Solo sé que patiné sin errores. Estoy muy feliz, pero todavía no me he dado cuenta de lo conseguido», explicó la joven rusa.

Su felicidad contrastaba con la gran tristeza de Valieva, que tras terminar su actuación, sin esperar las puntuaciones, su expresión era todo tristeza.

NOTICIAS DE SECCIÓN