Año No. 17
Edición No. 4.712

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Más Deportes

Se corrió la primera etapa del Rally Dakar 2024

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Primer Dakar en la categoría de élite y ya una victoria: el belga Guillaume De Mevius (Toyota) conquistó el sábado la primera etapa de autos del prestigioso rally, en una zona con terreno volcánico entre Al Ula y Al Henakiyah en Arabia Saudita.

El patrón del rally, David Castera, había avisado la víspera de que el terreno de la etapa sería complicado, con rocas volcánicas muy abrasivas.

“La clave era tener paciencia”, estimó De Mevius, que se estrena este año en la máxima categoría después de ser tercero el año pasado en T3 (prototipo ligero) del Dakar.

El piloto belga lideró la clasificación del día delante del Audi de Carlos Sainz, a un minuto y 44 segundos. El veterano español, tres veces ganador del Dakar (2010, 2018, 2020), había tenido un tiempo muy discreto el viernes en el prólogo.

La etapa fue más complicada para las coches de Prodrive. El francés Sébastien Loeb acabó 20º, a más de 22 minutos, tras sufrir un pinchazo.

“Fue horrible, con piedras todo el tiempo. Perdimos entre 12 y 15 minutos”, lamentó el alsaciano, que todavía no logró ningún título en el Dakar.

El catarí Nasser Al Attiyah, vigente doble campeón, fue 22º, a 2 minutos de Loeb, tras tener el mismo problema, en su caso con dos pinchazos en el inicio de la carrera, que le obligaron a circular a ritmo suave hasta el final de la jornada.

“Hicimos 350 kilómetros sin rueda de repuesto. El Dakar es muy largo, era importante limitar los daños, estuvimos gestionando eso”, explicó Al Attiyah.

El francés Stephane Peterhansel (Audi) tampoco tuvo un día feliz entre las rocas sauditas, igualmente con dos pinchazos, que le hicieron ser 24º, a más de 32 minutos.

“En las rocas no se disfruta nada”, señaló el hombre que ostenta el récord de títulos en el Dakar (14, de ellos 6 en motos).

– Los Benavides pierden tiempo –
En la categoría de motos ocurrió algo similar, con varios competidores que tuvieron que abandonar después de caídas, como el español Tosha Schareina (Honda), que se llevó el prólogo el viernes.

En el km 240, Schareina se cayó y sufrió una dislocación de muñeca, por la que será operado en tres días una vez vuelva a Europa.

“Iba en un tramo muy lento. Intenté adelantar a Toby (Price) y creo que di con algo con mi rueda trasera”, explicó.

El botsuano Ross Branch (Hero) se detuvo a su paso. Su tiempo de pausa (25 minutos, 30 segundos) le fue devuelto en la llegada a meta, con lo que fue proclamado ganador de la etapa.

“Hoy fue complicado. Cuando ves a un competidor en el suelo, lo mejor es parar y asegurarse de que todo va bien. Espero que esté pronto de vuelta”, afirmó Branch.

El podio del día lo completaron dos estadounidenses, Ricky Brabrec (Honda) y Mason Klein (Kove), respectivamente a 10:54 y 11:09.

El argentino Kevin Benavides (KTM), defensor del título, terminó octavo a más de 15 minutos del ganador del día, mientras que su hermano Luciano (Husqvarna) fue decimocuarto, a más de 23 minutos.

El domingo habrá una larga especial (470 km) en el programa de la segunda etapa, en la que los pilotos deberán pasar una porción de dunas de una treintena de kilómetros para llegar a Al Duwadimi, en el centro del país.

© Agence France-Presse