Año No. 17
Edición No. 4.629

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Más Deportes

Sudáfrica, Campeón del Mundial de Rugby

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

La Copa Webb Ellis tiene nuevo dueño, o mejor dicho, sigue con el mismo, ya que Sudáfrica revalidó su título mundial de rugby al vencer 12-11 a Nueva Zelanda este sábado en París, convirtiéndose además en el primer tetracampeón de la historia.

“La gente que no es de Sudáfrica no puede entender qué significa esto para nuestro país, es mucho más que un simple partido. Pasan muchas cosas en nuestro país y al menos esta victoria es un rayo de esperanza. Demostramos que todo es posible cuando se trabaja en equipo”, destacó el capitán sudafricano Siya Kolisi.

En un partido muy cerrado y con muchos errores por parte de ambos equipos, los sudafricanos se aprovecharon de jugar más de 40 minutos con un jugador más, por la expulsión antes del descanso del capitán de los All Blacks Sam Cane, para revalidar la corona lograda hace cuatro años en Japón y sumar su cuarto título, tras los logrados en 1995, 2007 y 2019.

Con la presencia en las gradas de los tenistas Novak Djokovic y Roger Federer, el suizo con la bufanda de los Springboks en homenaje a su madre, de origen sudafricano, y tras 50 días de competición, echó el cierre el Mundial de rugby en Francia, una especie de ensayo general a nivel organizativo de lo que serán los Juegos Olímpicos del próximo año.

La final de este Mundial no podía tener mejor cartel, con los dos mejores equipos y ambos buscando el tetracampeonato, aunque el duelo no fue de la calidad que se esperaba, pero sí muy emocionante hasta el final.

Los All Blacks no ofrecieron el nivel de anteriores partidos, sobre todo el de semifinales cuando arrollaron a Argentina, y Sudáfrica volvió a demostrar, como ya hiciera en los cruces con Inglaterra y Francia, que ningún otro equipo se maneja mejor en el cuerpo a cuerpo y en los finales apretados.

En una reedición de la final de 1995 en Johannesburgo, con Sudáfrica despertando de la pesadilla del apartheid y la única hasta este sábado entre las dos grandes potencias del rugby, el héroe de los Springboks fue esta vez el apertura Handré Pollard, que se perdió el inicio de torneo por lesión, autor de los 12 puntos de su equipo.

– Cane expulsado antes del descanso –
Los All Blacks comenzaron mal y reducidos a 14 nada más empezar por un tackle peligroso de Shannon Frizell, que provocó además la lesión del hooker sudafricano Bongi Mbonambi, que apenas jugó dos minutos de la final.

Los Springboks aprovecharon la superioridad numérica durante 10 minutos para anotar sus primeros puntos, dos penales transformados por Pollard, mucho más fiable que Manie Libbok, que comenzó el torneo como ’10’ titular y que vio la final en la grada.

Ya con el equipo de nuevo al completo, Nueva Zelanda tuvo una breve reacción y cerca estuvo de lograr la primera conquista, pero el bote del balón no le fue favorable a Ardie Savea.

Al menos, los oceánicos lograron reducir el marcador con un penal de Richie Mo’Unga (6-3, m.17).

Pese al apoyo mayoritario del público del Stade de France, con los franceses aún sin digerir la derrota en cuartos frente a los ‘Boks’, Nueva Zelanda acumulaba errores, permitiendo a Pollard sumar otros dos penales para poner el marcador 12-3 (m.34).

El primero de esos penales fue por un tackle a la altura de la cabeza de Sam Cane que supuso la expulsión del capitán neozelandés, que vio primero la tarjeta amarilla hasta que el árbitro de video la convirtió en roja.

Los All Blacks tiraron de orgullo justo antes del descanso y Rieko Ioane hubiese logrado el try de no ser por un tackle salvador del wing sudafricano Kurt-Lee Arendse, aunque sí consiguieron reducir el marcador al 12-6 con el que se llegó al descanso con un penal transformado por Mo’Unga.

– Perdonan Mo’Unga y Beauden Barrett –
Sudáfrica comenzó la segunda parte dispuesta a sentenciar y cerca estuvieron de hacerlo Siya Kolisi y Arendse. Sin embargo, un error del capitán sudafricano pudo costar muy caro a su equipo: vio una amarilla por un tackle peligroso sobre Ardea, que bien pudo haber sido roja, y ambos equipos jugaron con 14 durante 10 minutos.

Los All Blacks sí reaccionaron entonces, y aunque un primer try de Aaron Smith fue invalidado por un pase adelantado al inicio de la acción, minutos después, pese a jugar ya entonces de nuevo en inferioridad, Beauden Barrett logró la única conquista del partido.

Sin embargo, Mo’Unga no logró poner a los oceánicos por delante al fallar la conversión (12-11, m.58), como tampoco lo lograría minutos más tarde Beauden Barrett en un lejano penal que se quedó corto (m.74).

Demasiados errores como para aspirar a conquistar la Copa Webb Ellis, que volverá a viajar a Sudáfrica.

© Agence France-Presse