Año No. 16
Edición No. 4.338

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Más Deportes

SuperBowl LVI, Ángeles Rams vs. Cincinnati Bengals

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

A las 6:30 PM en el Estadio So-Fi de Los Ángeles

AFP | Los Ángeles
¿Los Angeles Rams, un poderoso equipo que juega en su estadio, o los sorprendentes Cincinnati Bengals del joven fenómeno Joe Burrow? La 56ª edición del Super Bowl promete emociones fuertes el domingo en el flamante estadio So-Fi de Los Ángeles. Este recinto, considerado el más caro del mundo con sus 5.500 millones de dólares de presupuesto, se llenará con 70.000 espectadores que disfrutarán también del tradicional espectáculo del entretiempo con figuras del hip hop actual, como Kendrick Lamar, e íconos como Dr. Dre, Eminem, Snoop Dogg y Mary J. Blidge.

Sobre el campo, los Rams son ligeramente favoritos para levantar el primer Super Bowl desde el anuncio de retirada de Tom Brady, el gran especialista en las finales con un récord de siete títulos.

Se espera que alrededor de 100 millones de estadounidenses seguirán el mayor acontecimiento anual de su calendario deportivo, que arrancará a las 15H30 locales (23H30 GMT).

En el centro de la atención estará el choque entre dos talentosos ‘quarterbacks’ que se estrenan por primera vez en el gran escenario.

En el caso de los Rams, el veterano Matthew Stafford tiene la oportunidad de reivindicarse después de vivir 12 temporadas en los Detroit Lions donde sus actuaciones se vieran opacadas por los fracasos colectivos.

Sean McVay, que a sus 36 años puede convertirse en el entrenador más joven en ganar un Super Bowl, le dio una segunda oportunidad en Los Ángeles al sacarlo hace un año de Detroit a cambio de Jared Goff.

Los Bengals, por su lado, están comandados por el precoz Joe Burrow. A sus 25 años, y sin apenas jugar en su temporada de novato por lesión, el mariscal de campo ha sido capaz de conducir a Cincinnati a su primera aparición en el Super Bowl desde 1989.

Un triunfo de los Bengals sería la guinda a una de las reconstrucciones más veloces y exitosas de la historia.

Cincinnati no clasificaba a los playoffs desde 2015 y apenas dos años atrás terminaron con el peor balance de la liga, con 2 victorias y 14 derrotas.

– Tras los pasos de Montana –

La transformación de los Bengals se produjo bajo el mando de otro joven entrenador, Zac Taylor, y especialmente con la dirección en el campo de Burrow, elegido con el número uno del Draft de 2020.

Tras terminar líderes de la División Norte de la Conferencia Americana (10-7), Cincinnati fue tumbando favorito a favorito en los playoffs.

Entre sus víctimas estuvieron los Tennesse Titans, cabeza de serie de la Americana, y los Kansas City Chiefs, vigentes subcampeones.

El viernes, Burrow lucía relajado en su última comparecencia ante los medios de comunicación en Los Ángeles.

«Estoy cansado de ver vídeos, solo quiero salir a jugar», aseguró.

Burrow tiene la oportunidad de ingresar en un selecto club de ‘quarterbacks’ que han sido campeones universitarios y del Super Bowl como titulares, al que solo pertenecen Joe Montana y Joe Namath.

«No me estoy comparando con nadie», afirmó. «Intento ser el mejor Joe Burrow que puedo ser».

Para lograrlo tendrá que confiar en una significativa mejora de su línea ofensiva, que ante Titans permitió que le atraparan hasta nueve veces.

El domingo, además, tendrá enfrente a una de las defensas más poderosas de la NFL, con titanes como Aaron Donald y Von Miller.

– Locales y experimentados –

En el plano ofensivo, los Rams tienen armas más que suficientes para perforar la defensa de los Bengals.

Stafford puede apuntar hacia Cooper Kupp, el mejor receptor abierto de la NFL esta temporada, y el carismático Odell Beckham Jr, quien ha reconducido su carrera desde que aterrizó en Los Ángeles en noviembre.

Los Rams también tienen la ventaja, teóricamente, de jugar en su estadio y de tener experiencia reciente en una final.

En la plantilla todavía permanecen jugadores que cayeron en el Super Bowl de 2019 ante los New England Patriots de Brady.

Las gradas del Super Bowl volverán a estar completamente pobladas después de que el año pasado, en Tampa (Florida), apenas pudieran asistir 25.000 aficionados debido a las restricciones por el coronavirus.

NOTICIAS DE SECCIÓN