Año No. 17
Edición No. 4.757

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Tenis

Elena Rybakina, ganadora del Indian Wells

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email

Vengando su derrota en el pasado Abierto de Australia, la kazaja Elena Rybakina, vigente campeona de Wimbledon, venció este domingo a la bielorrusa Aryna Sabalenka y alzó su primer título del prestigioso torneo WTA 1000 de Indian Wells.

Rybakina, décima del ranking mundial, superó a Sabakenka (2) por 7-6 (13/11) y 6-4 en dos horas y tres minutos en la pista central de Indian Wells (California).

La tenista nacida en Moscú había sucumbido apenas dos meses antes en una trepidante final del Abierto de Australia ante Sabalenka, la jugadora más en forma de este inicio de temporada, que solo había sufrido hasta ahora una derrota en 18 partidos.

La número dos mundial, que pasó por un calvario por sus errores al servicio, fue recuperando la sonrisa y el humor en la entrega del trofeo.

“Siempre es un placer jugar contra ti, siempre son duras batallas. Ojalá juguemos muchas más finales. Es la primera vez que la victoria cayó de mi lado”, decía Rybakina cuando fue interrumpida por Sabalenka.

“Y yo me aseguraré de que sea la última”, bromeó la subcampeona.

El torneo de Indian Wells se completaba el domingo con la final masculina, de categoría Masters 1000, entre el español Carlos Alcaraz y el ruso Daniil Medvedev.

Alcaraz, de 19 años, recuperará el número uno de la ATP que ostenta Novak Djokovic si es capaz de batir al enrachado Medvedev, que va a la caza de su primer trofeo en el valle de Coachella.

– Infierno al servicio –
La jornada final de Indian Wells, cuya pista central tiene en todo lo alto la bandera de Ucrania en solidaridad por la invasión rusa, arrancó con un duelo entre una tenista nacida en Rusia, Rybakina, y otra en Bielorrusia, Aryna Sabalenka.

Con dos títulos sumados este año, incluido su primer Grand Slam en Melbourne, Sabalenka partía como favorita frente a una rival a la que se había impuesto en sus cuatro anteriores enfrentamientos.

El domingo, sin embargo, la bielorrusa atravesó por todo un martirio con su servicio, uno de los mejores del circuito, que le impidió aprovechar sus oportunidades en un primer set extremadamente igualado.

La fresca y nublada tarde en la desértica Indian Wells se puso al rojo vivo cuando, después de que Rybakina perdiera una primera pelota de set, la manga se decidió en un ‘tiebreak’ infernal para la bielorrusa.

A Sabalenka le asaltaron los fantasmas de sus grandes problemas del año pasado con el servicio y, cuando llegó su turno, falló su primera pelota de set con una doble falta.

Tras perder otra oportunidad después, Sabalenka acabó entregando la primera manga tras cometer hasta 10 doble faltas.

Rybakina, otra de las grandes cañoneras de la WTA, también cedió seis bolas de set pero persistió hasta tomar una ventaja decisiva al embolsarse el primer parcial tras una 80 minutos de batalla.

– Primera ganadora kazaja –
Luchando contra sus emociones al regresar a la pista, Sabalenka recibió pronto otro duro golpe al perder su servicio en un primer juego en blanco.

Tras verse 5-2 abajo, la bielorrusa sacó su orgullo para ganar los dos siguientes juegos y poner emoción a la final, pero Rybakina finiquitó el triunfo en su segunda oportunidad al servicio para convertirse en la primera tenista kazaja que gana el torneo.

Rybakina, de 23 años, ya había mostrado su demoledor estado de forma durante un recorrido por Indian Wells en el que solo se dejó un set y apeó a las dos últimas campeonas del torneo, la polaca Iga Swiatek en semifinales y la española Paula Badosa en tercera ronda.

La kazaja asombró a Indian Wells con una apabullante victoria ante Swiatek, la tenista que gobierna el circuito con puño de hierro desde hace un año.

Rybakina adquirió la nacionalidad de Kazajistán en 2018 cuando se encontraba lejos de la élite en el puesto número 175 del mundo.

Cuatro años después, esta decisión le permitió eludir el veto a los tenistas rusos y bielorrusos que aplicó Wimbledon en 2022 por la invasión de fuerzas de Moscú sobre Ucrania.

La kazaja se dio a conocer al gran público ese año al conquistar su primer trofeo de Grand Slam en la hierba londinense.

© Agence France-Presse