Año No. 17
Edición No. 4.803

DIRECTOR Hugo Illera
EDITOR GENERAL Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL Lizeth Torres

Desde Barranquilla, el deporte en un click

El primer diario deportivo de la Costa Caribe

DIRECTOR
Hugo Illera
EDITOR GENERAL
Fabián Buendía
EDITOR DIGITAL
Lizeth Torres

Tenis

Semifinales del US Open masculino

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Con otro contundente triunfo ante Andrey Rublev, Frances Tiafoe puso a soñar este miércoles al tenis estadounidense con cerrar casi dos décadas de sequía en su US Open, donde espera en semifinales al vencedor del choque entre las joyas Carlos Alcaraz y Jannik Sinner.

En la rama femenina fueron la polaca Iga Swiatek, primera del ranking mundial, y la bielorrusa Aryna Sabalenka, sexta, quienes se citaron para la segunda semifinal del jueves.

Dos días después de ponerse en el mapa eliminando a Rafael Nadal, Tiafoe confirmó el miércoles su candidatura al título de Grand Slam arrasando a Rublev en tres sets.

“Lograr la mayor victoria de mi vida y conseguir ahora otra gran victoria…. Era difícil pasar página, pero lo hice y ahora estoy en las semifinales”, se felicitó Tiafoe.

El estadounidense, número 26 del ranking mundial y con solo un lejano trofeo de ATP (Delray Beach, 2018), batió al solvente Rublev (11º) por 7-6 (7/3), 7-6 (7/0) y 6-4 en medio del júbilo en la pista central de Flushing Meadows (Nueva York), la mayor del mundo.

“Esto es salvaje, es loco”, reconoció Tiafoe tras hacer un pequeño baile para celebrar la victoria.

El fornido jugador de Hyattsville (Maryland) es el primer estadounidense en semifinales del US Open desde que Andy Roddick cayó en la final de 2006 ante Roger Federer.

Tras derribar al gigante Nadal, Tiafoe se ha lanzado por más mucho más en Flushing Meadows, donde Estados Unidos está ávido de encontrar una figura que compense el vacío por el adiós de Serena Williams.

“Vamos a disfrutar. Quedan dos (victorias) más, chicos, dos más”, animó Tiafoe, decidido a seguir los pasos del propio Roddick, último estadounidense campeón en Flushing Meadows en 2003.

Hijo de inmigrantes de Sierra Leona, Tiafoe ratificó el miércoles que a su privilegiado físico le ha sumado seguridad en los momentos decisivos, un cóctel explosivo que desquició hasta las lágrimas a Rublev, que sigue sin alcanzar unas semifinales de Grand Slam.

– La rivalidad del futuro –
El rival del estadounidense en las semifinales saldrá del último cruce de cuartos del miércoles entre el español Carlos Alcaraz y el italiano Jannik Sinner, los dos grandes diamantes de la nueva generación.

A Alcaraz, de 19 años y con el número uno mundial también en la mira, y a Sinner, de 21, se les presenta en Nueva York una enorme oportunidad de acelerar su proceso y pelear ya por su primer trofeo grande.

De Flushing Meadows se marcharon en octavos Nadal y el ruso Daniil Medvedev, vigente campeón, y Djokovic no pudo viajar por su negativa a vacunarse contra el coronavirus.

Del resto del Top-10 de la ATP solo sobrevive el noruego Casper Ruud (7º), también con la vitrina vacía de Grand Slams y pugnando con Alcaraz por acabar el torneo en la cima de la ATP.

Ruud ya está en semifinales y su último obstáculo para la final será el ruso Karen Khachanov, verdugo de Nick Kyrgios.

Con estilos y caracteres contrapuestos, el vertiginoso Alcaraz y el académico Sinner vienen desde hace tiempo batiendo récords de precocidad y forjando una rivalidad que ilusiona al mundo del tenis, que vé acercarse el futuro sin los tres gigantes de la vieja guardia.

Esta temporada Alcaraz conquistó sus dos primeros títulos de Master 1000 (Miami y Madrid) y ha ganado más partidos que nadie (48) pero sus dos duelos ante Sinner se le atragantaron.

El espigado italiano, criado cerca de la frontera con Suiza, lo derrotó en los octavos de final de Wimbledon y en la final del torneo de Umag (Croacia).

Alcaraz necesita acabar con esta racha para tener opciones de auparse el lunes al número uno mundial. Lo hará si gana el trofeo o si llega a la final y no lo hace Ruud. Si ninguno de ellos está vivo el domingo, será Nadal quien retome dos años después el liderato del circuito.

© Agence France-Presse
Nueva York